DIOS EL TODO Y EN TODO

Oseas 4:6  pues por falta de conocimiento mi pueblo ha sido destruido.

Archive for 8 agosto 2009

EL PECADO Y SUS CONSECUENCIAS.

Posted by guildojose en 8 agosto 2009

DESCARGA ESTE ESTUDIO BÍBLICO EN PDF AQUÍ.

INTRODUCCIÓN.

Siendo el pecado humano una transgresión de la perfecta ley de Dios (1 Juan 3:4), provocada por Satanás, varias consecuencias derivan de su realización y expansión. Examinaremos algunas de esas consecuencias.

1. Necesidad de una Expiación.

Toda transgresión debe ser seguida de expiación. Sólo así puede ser reivindicada la sabiduría del Legislador y la perfección y perennidad de la ley.

1. ¿Cuáles son las consecuencias del pecado?
Respuesta: Sufrimiento y la muerte.

2. ¿Qué sufrimiento le fue anunciado a Eva? Génesis 3:16.
A la mujer dijo: Multiplicaré en gran manera los ____________ en ____________; con _________ darás a ______ los ____________; y tu deseo será para tu ____________, y él se ___________ de ti.

Muchos piensan que Dios fue el que “castigó” a Adán y Eva. Pero lo que Dios hizo en estos versículos fue anunciar las consecuencias que tendrían en su vida a partir de ahora. Pensar que es una maldición de Dios sería como si un padre le dijese a su hijo: “Si te tiras por la ventana, te romperé la cabeza y las piernas”. Eso no es así. Un buen padre dirá: “Si te tiras por la ventana, al caer tendrás estas consecuencias (huesos rotos, o la vida misma)”. Del mismo modo, Dios les estaba enunciando todo lo que vendría de inmediato después.

3. ¿Qué sufrimiento le fue anunciado a Adán? Génesis 3:17-19.
Y al hombre dijo: Por cuanto obedeciste a la voz de tu mujer, y comiste del árbol de que te mandé diciendo: No comerás de él; _________ será la tierra por tu causa; con ________ comerás de ella todos los días de tu vida. __________ y ____________ te producirá, y comerás plantas del campo. Con el ____________ de tu rostro ____________ el _______ hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás.

Incluso este nuevo estado de condiciones, es beneficioso para el ser humano. No hace falta ir muy lejos ni investigar demasiado para saber que las personas que no trabajan tienen serios problemas de depresión. El trabajo mantiene la salud y la mente ocupada. No en vano hay un refrán que dice: “Mente ociosa, taller del diablo”.

4. ¿Qué relación existe entre el pecado y la muerte?
Romanos 6:23.
Porque la paga del pecado es ______________, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.

Romanos 5:12.
Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la ___________, así la _____________ pasó a todos los hombres, por cuanto todos ______________.

Santiago 1:14, 15.
Sino que cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído y seducido. Entonces la concupiscencia, después que ha concebido, da a luz el pecado; y el pecado, siendo consumado, da a luz la ____________.

5. ¿Qué había dicho Dios a Adán y Eva respecto a esto?
Génesis 2:17
mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente ___________.

Génesis 3:3.
pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comeréis de él, ni le tocaréis, para que no ___________.

En este último versículo, Eva demuestra entrar en complicidad con la Serpiente, dado que Dios no dijo en ningún momento que no lo tocasen. Esta es la segunda mentira que aparece en la Biblia. La primera fue: “Así que Dios os dijo que no comáis de ningún árbol” (Génesis 3:1). La tercera mentira fue: “No moriréis” (Génesis 3:4), aunque muchos la consideran la primera por ser la de mayor importanica. De todos modos, el asunto es que la consecuencia del pecado es la muerte, espiritual y física a la larga.

2. Cautiverio bajo Satanás.

1. El que es vencido por el pecado ¿de quién se hace esclavo? 2 Pedro 2:19.
Les prometen libertad, y son ellos mismos esclavos de corrupción. Porque el que es vencido por alguno es hecho ________________ del que lo venció.

En todo conflicto, cuando hay un vencedor, el vencido acaba sometido a las órdenes y deseos del que ganó la pelea (guerra, polémica, etc.). Satanás venció a Adán y Eva, y la consecuencia es que ellos fueron sometidos al pecado, y al padre del pecado. Pero no sólo ellos, sino toda su descendencia, es decir, nosotros.

2. ¿A favor de quién perdió Adán el dominio de la Tierra?
Lucas 4:6, 7
Y le llevó el diablo a un alto monte, y le mostró en un momento todos los reinos de la tierra. Y le dijo el diablo: A ti te daré toda esta potestad, y la gloria de ellos; porque a mí me ha sido _______________, y a quien quiero la doy.

Este versículo recoge una de las tentaciones de Satanás a Jesús al comienzo del ministerio de éste. Satanás reconoce que el poder, dominio sobre este mundo le fue entregado. ¿Por quién? Obviamente por Adán y Eva. Dios les encargó: “Dominad la tierra y enseñoread sobre ella” (Génesis 1:28). Pero, como acabamos de ver, el que es vencido por alguien, pierde su poder y acaba siendo siervo del que lo venció. De este modo, Adán y Eva cedieron el dominio y señorío de la tierra a Satanás.

Juan 12:31
Ahora es el juicio de este mundo; ahora el ____________ de este mundo será echado fuera.

En este pasaje, Jesús está enunciando un juicio contra Satanás, a quien reconoce como el “Príncipe de este mundo”. Muchos achacan o culpan a Dios por las muchas desgracias que suceden en este mundo, pero el que lo está gobernando en rebeldía a Dios es Satanás mismo, él es el verdadero responsable y culpable de nuestros sufrimientos y dolores.

Juan 14:30
No hablaré ya mucho con vosotros; porque viene el______________ de este mundo, y él nada tiene en mí.

En este texto, Jesús está enfrentando los últimos momentos antes de la Pasión. Sabe que Satanás viene a por él con toda la ira que le es posible. Lo vuelve a llamar “Príncipe de este mundo”.

Juan 16:11
“… y de juicio, por cuanto el ____________ de este mundo ha sido ya juzgado.

3. ¿Bajo qué dominio está el mundo entero? 1 Juan 5:19.
Sabemos que somos de Dios, y el mundo entero está bajo el ________________“.

Sólo los que están bajo la influencia de Dios a través del Espíritu Santo, están a salvo y fuera del poder de Satanás. Pero esto no es permanente, es nuestro deber permanecer cada día, mediante la oración y la lectura de la Palabra de Dios bajo el paraguas de la Gracia divina. En cuanto descuidamos la vida y el alimento espiritual, volvemos a caer en las redes del que nos reclama como suyos.

4. ¿De qué potestad necesita ser libertado, cuando alguien se salva? Hechos 26:18
para que abras sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la _________, y de la potestad de ____________ a _________; para que reciban, por la fe que es en mí, perdón de pecados y herencia entre los santificados“.

Satanás no deja ir fácilmente sus presas. Es duro decir esto, pues no es agradable que le digan a uno que su vida ha estado siendo dominada por otro, pero es así. Nuestra mente tiene que cambiar esquemas, valores, formas de pensar que han sido introducidas poco a poco, a lo largo de los años de forma imperceptible y de muchas maneras (la sociedad, las películas, el sistema de vida común, etc.). Lo común es “pisar y no dejarse pisar”. Pero el cristianismo tiene un fundamento muy distinto, el Amor. Esto choca con los valores de cualquier sociedad actual.

3. Separación de Dios.

1. ¿Qué hicieron Adán y Eva después de haber pecado? Génesis 3:8.
Y oyeron la voz de Jehová Dios que se paseaba en el huerto, al aire del día; y el hombre y su mujer se ____________ de la presencia de Jehová Dios entre los árboles del huerto.

Por desgracia, nuestra condición pecaminosa, nos hace sentirnos culpables y no querer saber nada de Dios. Esa es la reacción de las personas cuando se les habla del Evangelio en cualquier lugar, no querer saber nada, o dicecn tener “su propia religión”. La verdad es que les resulta incómodo querer acercarse a Dios, e ignoran que Dios realmente desea nuestro bien.

2. ¿Qué hacen nuestras iniquidades entre nosotros y Dios? Isaías 59:2.
pero vuestras iniquidades han hecho ____________ entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados han hecho ocultar de vosotros su rostro para no oír.

Esta es la razón por la que la Muerte es la consecuencia del pecado. Dios es la única Fuente de Vida. El pecado nos separa de él. Si nos separamos de la Fuente de Vida, ¿cuál es la consecuencia lógica? La ausencia de vida, la muerte. Es como si un aparato de radio o un televisor que está funcionando, lo desconectamos de la electricidad. Puede funcionar unos segundos, o minutos (si tiene baterías), pero finalmente acaba apagándose. Muere su actividad por estar desconectado de la Fuente de energía.

3. ¿Cómo llama el apóstol Pablo al hombre en sus pecados? Romanos 5:10.
Porque si siendo _________________, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida.

Y esta condición no es porque Dios nos considere así, sino porque nosotros mismos nos hemos declarado enemigos de Dios con nuestros actos de rebeldía y constante actitud de emancipación, no queriendo saber nada de Él.

4. Pérdida de la visión clara de las realidades espirituales y eternas.

1. ¿Cómo queda el entendimiento humano debido al pecado? Efesios 4:18.
teniendo el entendimiento __________________, ajenos de la vida de Dios por la ____________ que en ellos hay, por la dureza de su corazón“.

El pecado, la separación que hacemos con Dios, hace que olvidemos, que seamos ignorantes de la vida de Dios, de cuál es su voluntad hacia nosotros. Por eso, aun siendo que Dios quiere nuestro bien, nos solemos rebelar contra él y entendemos (erróneamente) que lo que se relaciona con Dios es vano o dañino. Nada más lejos de la realidad, pero es consecuencia de no conocer a Dios más de cerca.

2. ¿Cómo percibe el hombre natural las cosas de Dios? 1 Corintios 2:14.
Pero el hombre natural ________ percibe las cosas que son del _________ de _______, porque para él son _______________, y no las puede ________________, porque se han de discernir espiritualmente“.

Sólo cuando comenzamos a relacionarnos con Dios, a conocerlo a través de su Palabra, es cuando comienza a tener sentido todo lo que antes nos parecía una locura. Empezamos a distinguir cuál es la verdadera voluntad de Dios y vislumbramos su amor por nosotros.

5. Incapacidad del hombre para corregirse por él mismo.

1. ¿Cómo es descrito el corazón humano? Jeremías 17:9.
_____________ es el corazón más que _________ las _______________, y ___________; ¿quién lo conocerá?

Si somos honestos, reconoceremos que el que más nos engaña, somos nosotros mismos. Hay quien dice “sólo me fío de mi mismo”. Esa persona se fía del peor. Cuántas veces nos hacemos propósitos que no cumplimos, cuántas veces buscamos excusas para hacer aquello que sabemos que no está bien (pero nos gusta). Nos engañamos a nosotros mismos, y esto es lo más difícil de vencer.

2. ¿Puede el hombre cambiar su corazón? Jeremías 13:23.
¿Mudará el etíope su piel, y el leopardo sus manchas? Así también, ¿podréis vosotros hacer __________, estando ______________ a hacer __________?

Este texto describe la triste condición en la que nos encontramos. Al igual que un leopardo no puede quitarse a sí mismo las manchas de su pelaje, nosotros no podemos cambiar nuestro corazón ni forma de actuar sin ayuda externa.

3. ¿Podrá alguien hacer limpio lo inmundo? Job 14:4.
¿Quién hará limpio a lo inmundo? ______________.

4. ¿Cuál es entonces la condición humana?
Gálatas 5:17
Porque el deseo de la carne es _____________ el Espíritu, y el del Espíritu es ____________ la carne; y éstos se ____________ entre sí, para que no hagáis lo que _______________.

Lo que queremos hacer es la voluntad de Dios, obviamente, pero nuestra condición está bien descrita en este texto, “contra”, estamos acostumbrados a otra cosa diferente a la que Dios quiere para nosotros.

Romanos 7:15, 18, 19, 23.
Porque lo que hago, no lo entiendo; pues no hago lo que quiero, sino lo que aborrezco, eso hago…. Y yo sé que en mí, esto es, en mi carne, no mora el bien; porque el querer el bien está en mí, pero no el hacerlo…. Porque no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero, eso hago… pero veo otra ley en mis miembros, que se rebela contra la ley de mi mente, y que me lleva cautivo a la ley del pecado que está en mis miembros.

Hasta aquí las consecuencias del pecado, en nuestro mundo y en nuestras vidas. Pero no debemos desesperar, gracias a Dios, hay Solución a todo este drama. Veremos cuál es la Solución en nuestra próxima lección.

Posted in EL PECADO Y SUS CONSECUENCIAS. | Leave a Comment »

Salmo 83 – Una Oración por Israel]

Posted by guildojose en 8 agosto 2009

Vea y descargue esta presentación desde su sitio original, en los siguientes idiomas:
  • Inglés
  • Francés
  • Alemán
  • Portugués

  • lunes 9 de febrero de 2009


    La Certeza del Retorno del Señor

    La Evidencia Bíblica

    Ilustración por Pat Marvenko Smith
    La mayoría de las personas tiende a pensar que Apocalipsis 20 es el único pasaje de la Biblia que habla de un futuro reinado del Señor. Nada podría estar más lejos de la verdad. El propósito de este artículo es proveer un resumen de los pasajes claves del Antiguo y Nuevo Testamentos que hablan acerca del futuro reinado del Señor.

    Jesús vuelve para reinar sobre la tierra, porque los profetas del Antiguo Testamento lo dicen

    1. Los Salmos

    Salmos 2:6-9 – David dice que el Mesías reinará sobre los “confines de la tierra” desde el Monte Sion en Jerusalén.
    Salmos 22:27-31 – David afirma otra vez que al Mesías le será dado dominio sobre “los confines de la tierra” en el tiempo cuando El “reine sobre las naciones.”
    Salmos 47 – Los hijos de Coré se regocijan del día cuando el Señor será “el gran Rey de toda la tierra” y declaran que esto ocurrirá cuando el Señor someta a las “naciones bajo nuestros pies.”

    Salmos 67 – Un salmista no identificado habla proféticamente del tiempo cuando las naciones del mundo “se alegrarán y cantarán con júbilo”. Esto será cuando el Señor venga para “juzgar a los pueblos con equidad”. En ese tiempo, el Señor “guiará a las naciones de la tierra” para que “todos los términos de la tierra Le teman.”

    Salmos 89:19-29 – Etán, el salmista, habla del Pacto Davídico y proclama que será cumplido cuando Dios haga a Su “primogénito, el más excelso de los reyes de la tierra.”

    Salmos 110 – David dice que vendrá un tiempo cuando Dios pondrá a los enemigos del Mesías como estrado bajo Sus pies. Esto ocurrirá cuando el Mesías extienda Su “cetro de poder desde Sión”. En ese tiempo El “dominará en medio de Sus enemigos”, porque “El quebrantará a los reyes en el día de Su ira, Juzgará entre las naciones.”

    Salmos 132:13-18 – Un salmista no mencionado habla del cumplimiento de Dios del Pacto Davídico. Dice que ocurrirá en un tiempo cuando “el cuerno de David” renazca para reinar desde Sión. Dice que “Su corona brillará” y El hará de Sión Su “lugar de reposo para siempre” porque Él habitará ahí.

    2. Isaías

    Isaías 2:1-4 – Isaías dice que “en lo postrero de los tiempos” el Mesías reinará desde el Monte Sión en Jerusalén y el mundo entero experimentará la paz.
    Isaías 9:6-7 – El Mesías reinará desde el trono de David, dándole al mundo un gobierno de paz, justicia y rectitud. (Nota: El trono de David no está en el Cielo. Está localizado en Jerusalén – vea Salmo 122. Jesús no está ahora en el trono de David. El está sentado a la diestra de Su Padre en el Trono de Su Padre – vea Apocalipsis 3:21)

    Isaías 11:3b-9 – El Mesías traerá “rectitud y justicia” a la tierra cuando El regrese para “destruir a los malos”. En ese tiempo, la maldición será quitada y los reinos vegetal y animal serán restaurados a su perfección original.
    Isaías 24:21-23 – Cuando el Mesías regrese, castigará a Satanás y a sus hordas demoníacas en los cielos y luego castigará “a los reyes de la tierra sobre la tierra”. Entonces El “reinará en el Monte Sión y en Jerusalén” con el propósito de manifestar Su gloria.

    3. Jeremías

    Jeremías 23:5“He aquí que vienen días, dice el Señor, en que levantaré a David Renuevo justo, y reinará como Rey con sabiduría y practicará el derecho y la justicia en la tierra” (Nota: El término “Renuevo” es un título Mesiánico)

    Jeremías 33:6-18 – Vendrá un día cuando el Señor reunirá a los dispersos de Judá e Israel y salvará a un gran remanente. En ese tiempo el Señor “hará que brote de David un renuevo justo y Él practicará la justicia y el derecho en la tierra”.
    4. Ezequiel

    Ezequiel 20:33-44 – El Señor dice que vendrá un día cuando Él reunirá a los judíos en su tierra y “entrará en juicio” con ellos. Él dice que ese tiempo “Seré Rey sobre ustedes”. El luego añade que “toda la casa de Israel, toda ella, Me servirá en la tierra”.

    Ezequiel 37:24-28 – El Señor dice que El habitará en medio de Israel después que un remanente de los judíos sea reunido en la tierra y salvado y El promete que “mi siervo David será príncipe de ellos para siempre”.
    Ezequiel 39:21-29 – El Señor dice que después de la batalla de Armagedón (versos 17-20), “Pondré mi gloria entre las naciones, y todas las naciones verán mi juicio que habré hecho, y mi mano que sobre ellos puse”.
    Ezequiel 43:7 – Mientras se le da un recorrido del futuro Templo Milenial, el Señor le dice a Ezequiel: “Hijo de hombre, éste es el lugar de mi trono, el lugar donde posaré las plantas de mis pies, en el cual habitaré entre los hijos de Israel para siempre”.

    5. Daniel

    Daniel 7:13-14, 18, 27 – Daniel dice que se le dio una visión en la que vio que al Mesías (“Hijo de Hombre) Dios el Padre (“Anciano de Días”) le daba dominio sobre toda la tierra. Luego añade en los versículos 18 y 27 que el reino es compartido “con los santos del Altísimo” y que a ellos se les permitió ejercer soberanía con El sobre “todos los reinos debajo de los cielos”.

    6. Oseas

    Oseas 3:4-5 – Los judíos serán puestos aparte “por muchos días” pero vendrá un tiempo “en los últimos días” cuando ellos “volverán y buscarán al Señor su Dios y a David su rey”.

    7. Joel

    Joel 3:14-17, 21 – Joel dice que después de la batalla de Armagedón (versos 14-16), el Señor habitará “en Sión, mi santo monte”. El repite esto en el versículo 21. Y en el versículo 17, El identifica a Sión como la ciudad de Jerusalén.

    8. Miqueas

    Miqueas 4:1-7 – Miqueas repite con mayores detalles la profecía contenida en Isaías 2. Así como Isaías, afirma que el Señor hará a Jerusalén la capital del mundo. El mundo será inundado con paz y prosperidad. Todos los creyentes judíos serán reunidos en Israel y “el Señor reinará sobre ellos en el monte de Sión”.


    9. Sofonías

    Sofonías 3:14-20 – Este libro entero está dedicado a una descripción del día en el que el Señor volverá a la tierra en venganza. El profeta dice que al final de ese día, cuando los enemigos del Señor hayan sido destruidos, el remanente judío gritará con júbilo de victoria porque “el Rey de Israel, el Señor”, estará en medio de ellos.

    10. Hageo

    Hageo 2:20-23 – El Señor dice que vendrá un día cuando El “trastornará los tronos de los reinos, y destruirá la fuerza de los reinos de las naciones”. Luego, usando a Zorobabel, gobernador de Judá, como un tipo del Mesías, el profeta añade: “En aquel día, dice Jehová de los ejércitos, te tomaré, oh Zorobabel hijo de Salatiel, siervo mío, dice el Señor, y te pondré como anillo de sellar; porque Yo te escogí, dice Jehová de los ejércitos”. La referencia al anillo de sellar significa que el Padre le otorgará a Su Hijo autoridad para gobernar.

    11. Zacarías

    Zacarías 2:10-13 – El Señor dice que cuando El vuelva, “morará en medio” de los judíos y poseerá a Judá como “Su heredad en la tierra santa y escogerá aún a Jerusalén”.

    Zacarías 6:12-13 – Cuando el Mesías (el Renuevo) regrese, El construirá un templo y “dominará en Su trono” y los oficios de sacerdote y rey serán combinados en El. Por eso, “El será un sacerdote en Su trono”.

    Zacarías 8:2-3 – El Señor promete que cuando El regrese a Sión, El “morará en medio de Jerusalén” y Jerusalén será llamada “Ciudad de la Verdad”.

    Zacarías 9:10 – El Mesías traerá paz a las naciones y “Su señorío será de mar a mar”.

    Zacarías 14:1-9 – El Mesías regresará al Monte de los Olivos. El Monte se partirá a la mitad cuando Sus pies lo toquen y el remanente judío que quede vivo en Jerusalén huirá de la ciudad y se esconderá en las hendiduras del Monte. El versículo 9 dice que en ese día: “el Señor será rey sobre toda la tierra”.

    Jesús vuelve para reinar sobre la tierra, porque los profetas del Nuevo Testamento lo dicen

    1. Pedro

    Hechos 3:21 – En su sermón en el pórtico de Salomón, Pedro dice que Jesús debe permanecer en el Cielo “hasta los tiempos de la restauración de todas las cosas, de que habló Dios por boca de Sus santos profetas que han sido desde tiempo antiguo”. El periodo de restauración del que se habla aquí ocurrirá durante el Milenio, cuando la maldición sea removida parcialmente y la naturaleza sea restaurada (Romanos 8:18-23)


    2. Pablo

    2 Tesalonicenses 1:7-10 – Pablo dice que cuando Jesús regrese para “dar retribución a los que no conocieron a Dios, ni obedecen al evangelio”, El también vendrá con el propósito de ser glorificado ante Sus santos. El retorno de Jesús para ser glorificado ante Sus santos y todas las naciones del mundo es uno de los temas persistentes de la profecía del Antiguo Testamento (Isaías 24:23; 52:10,13; 61:3 y Salmo 46:10)
    2 Timoteo 2:12 – Pablo dice “Si sufrimos, también reinaremos con El”.

    3. Juan

    Apocalipsis 12:5 – Juan ve una visión en la que una mujer vestida con el sol (Israel) da a luz a un hijo varón (Jesús) “que regirá con vara de hierro a todas las naciones”.

    Apocalipsis 19:15-16 – En su descripción del regreso de Jesús a la tierra, Juan dice que El ostenta el título “Rey de reyes y Señor de señores” y Juan dice que El “regirá las naciones con vara de hierro”.
    Apocalipsis 20:4,6 – Juan dice que después del regreso de Cristo a la tierra, El reinará con Sus santos (los que recibieron facultad de juzgar) por mil años.

    Jesús vuelve para reinar sobre la tierra, porque las Huestes Celestiales lo dicen

    1. Gabriel

    Lucas 1:26-38 – Cuando el arcángel Gabriel se le apareció a María, le dijo que ella tendría un hijo llamado Jesús, Quien sería llamado “Hijo del Altísimo”. Luego él añadió tres promesas que aún deben cumplirse: “el Señor Dios Le dará el trono de David su padre; y reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y Su reino no tendrá fin”.

    2. Los 4 Seres Vivientes y los 24 Ancianos

    Apocalipsis 5:9-10 – Cuando Juan es arrebatado al Cielo y se encuentra a sí mismo de pie ante el trono de Dios (Apocalipsis 4), él escucha a “los cuatro seres vivientes” (criaturas angélicas especiales llamadas serafines en Isaías 6) y a “los veinticuatro ancianos” (probablemente sean representantes de los redimidos) cantando un cántico de alabanza a Jesús. En este cántico ellos dicen que Jesús es un Cordero Digno que ha hecho un reino para Sus redimidos, “y ellos reinarán sobre la tierra”.

    3. Los Ángeles de Dios

    Apocalipsis 11:15 – Voces del Cielo hacen una proclamación proléptica en la mitad de la Tribulación: “Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de Su Cristo; y El reinará por los siglos de los siglos”. (Nota: Una declaración proléptica es una que habla de un evento futuro como si ya hubiese ocurrido. Esta es una forma común de expresión en la profecía porque todos los eventos futuros están establecidos en la mente de Dios como si ellos ya hubiesen ocurrido en la historia).

    4. Los Mártires de la Tribulación

    Apocalipsis 15:3-4 – Al final de la Tribulación, justo antes del derramamiento final de la ira de Dios en la forma de los juicios de las copas, todos los mártires de la Tribulación que están en el Cielo se unen para cantar “el cántico de Moisés… y el cántico del Cordero”. En ese cántico, ellos declaran que el Cordero (Jesús) es “Rey de las naciones” y ellos proclaman que “todas las naciones vendrán y Te adorarán”.

    Jesús vuelve para reinar sobre la tierra, porque El lo dijo

    Mateo 19:28 – Jesús dijo que durante “la regeneración” (el mismo tiempo que “el periodo de restauración” referido por Pedro en Hechos 3:21), El se “sentará en el Trono de Su gloria” y los apóstoles se unirán a El para juzgar a las doce tribus de Israel.

    Mateo 25:31 – Jesús dijo que cuando El regrese en gloria, “el Hijo del Hombre… se sentará en Su trono de gloria, y serán reunidas delante de él todas las naciones” para ser juzgadas. El trono de Jesús es el trono de David que siempre ha estado ubicado en un solo lugar – en Jerusalén (vea Isaías 9:6-7 y Salmo 122)

    Hechos 1:3-6 – Lucas dice que Jesús pasó 40 días enseñando a Sus discípulos acerca del Reino de Dios. Luego, mientras se preparaba para ascender al Cielo, uno de sus discípulos le preguntó: “Señor, ¿restaurarás el reino a Israel en este tiempo?” La pregunta indica que Jesús enseñó que vendría un tiempo cuando el reino sería restaurado a Israel. La respuesta de Jesús a la pregunta indicó la misma cosa. El no reprendió la pregunta. En lugar de eso, El simplemente dijo que no les correspondía a ellos conocer los tiempos y las sazones cuando el reino sería restaurado a Israel.

    Apocalipsis 2:26-27 – Jesús dice que El tiene una recompensa especial para cualquier “vencedor” que guarde Sus obras hasta el fin: “Yo le daré autoridad sobre las naciones, y las regirá con vara de hierro”.
    Apocalipsis 3:21 – Jesús aclara que los vencedores reinarán juntamente con El: “Al que venciere, le daré que se siente conmigo en Mi trono, así como Yo he vencido, y Me he sentado con Mi Padre en Su trono”. Nuevamente, el trono de Jesús es el trono de David (Lucas 1:32 y Apocalipsis 3:7)। El trono de David está en Jerusalén, no en el Cielo (Salmo 122). Jesús actualmente comparte el trono de Su Padre. El no está sentado en Su propio trono y no lo hará hasta que El regrese a esta tierra. Entonces permitirá que los redimidos compartan Su trono con El.

    tomado del blogcristianosporisrael.blogspot.com

    Posted in Salmo 83 - Una Oración por Israel] | Leave a Comment »

    ¿Por qué un Milenio?

    Posted by guildojose en 8 agosto 2009


    ¿Realmente necesita Jesús regresar a la tierra para reinar?

    Cuando empecé a estudiar la profecía bíblica, la pregunta, “¿Qué propósito cumpliría el Milenio?”, realmente me molestaba. La Palabra claramente enseña que el Señor va a regresar a esta tierra para reinar por mil años. Pero yo seguía preguntando, “¿por qué?”

    Desde entonces he descubierto que la mayoría de los amilenialistas sienten de esa misma forma. Ellos preguntarán, “¿por qué querría el Señor regresar a este mundo putrefacto? ¿Cuál posiblemente podría ser Su propósito para regresar a este mundo para reinar por mil años? ¿Por qué necesitan el Señor o el mundo un Milenio?”

    Mi estudio de la Palabra me ha llevado a la conclusión de que Dios tiene varios propósitos de vital importancia para el Milenio.
    Promesas a los judíos

    La primera razón por la que debe haber un Milenio es que Dios ha hecho promesas a los judíos que El cumplirá durante esa época.

    Dios ha prometido que El reunirá en la tierra de Israel al remanente de judíos que acepten a Jesús como su Mesías al final de la Tribulación (Ezequiel 36:22-28 y Zac. 10:6-9). El derramará Su Espíritu sobre este remanente (Is. 32:15; 44:3), aumentará grandemente su número y su tierra (Ez. 36:10-11; 48:1-29) y los hará la nación más importante de todo el mundo (Is. 60-62).

    Servirán como una lección objetiva de la gracia y la misericordia que Dios otorga a aquéllos que se vuelven a El en arrepentimiento: “Y sucederá que como fuisteis maldición entre las naciones, oh casa de Judá y casa de Israel, así os salvaré y seréis bendición” (Zac. 8:13).

    Zacarías dice que las bendiciones de Dios sobre el remanente judío serán tan grandes en esos días que “…diez hombres de las naciones de toda lengua tomarán del manto a un judío diciendo: ‘Iremos con vosotros, porque hemos oído que Dios está con vosotros’” (Zac. 8:23).
    Promesas a la Iglesia

    Una segunda razón para el Milenio se relaciona con una promesa que Dios ha hecho a la Iglesia. Dios ha prometido que los Redimidos en Cristo reinarán sobre todas las naciones del mundo.

    Esta promesa fue dada a través del profeta Daniel en las siguientes palabras: “Y que el reino, y el dominio y la majestad de los reinos debajo de todo el cielo, sea dado al pueblo de los santos del Altísimo, cuyo reino es reino eterno, y todos los dominios le servirán y obedecerán” (Daniel 7:27).

    En el Nuevo Testamento, Pablo repitió la misma promesa en los términos más sencillos: “Si sufrimos, también reinaremos con él” (2 Ti. 2:12). Jesús afirmó la promesa en Su carta a la iglesia de Tiatira cuando escribió: “Al que venciere y guardare mis obras hasta el fin, yo le daré autoridad sobre las naciones, y las regirá con vara de hierro…” (Ap. 2:26-27).

    Cuando Juan fue llevado al Cielo para visitar el salón del trono de Dios, escuchó una hueste celestial entonando un cántico que contenía el siguiente versículo: “Y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra” (Ap. 5:10).

    Esta promesa a la Iglesia de dominio mundial va a ser cumplida durante el Milenio. Eso es a lo que Jesús se estaba refiriendo en el Sermón del Monte cuando dijo: “Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad” (Mt. 5:5).

    Jesús reinará como rey del mundo desde el Monte Sión en Jerusalén (Is. 24:23 y Zac. 14:9). Los Redimidos, en sus cuerpos glorificados, le ayudarán con Su reinado sirviendo a nivel mundial como administradores, jueces y tutores espirituales de aquéllos que entren en la carne al reino – y de sus hijos (Dn. 7:18,27; Jer. 3:15; Lc. 19:11-17)
    Promesas a las naciones

    Dios ha prometido que vendrá un tiempo cuando las naciones serán provistas con su más grande sueño – a saber, la paz mundial. Éste ha sido un sueño internacional desde el comienzo del tiempo, pero ha demostrado ser imposiblemente evasivo.

    Conferencia de paz tras conferencia de paz han sido llevadas a cabo. Múltiples tratados han sido firmados. Organizaciones mundiales han sido formadas. Y aún, la guerra continúa causando estragos a las naciones.

    Dios ha prometido darle a la Humanidad y a la tierra un descanso de sus guerras. Pero esa paz no vendrá hasta que el Príncipe de la Paz regrese. Sólo entonces las naciones “volverán sus espadas en rejas de arado, y sus lanzas en hoces”. Sólo entonces veremos el sueño de un mundo donde “no alzará espada nación contra nación, ni se adiestrarán más para la guerra” (Is. 2:4).

    Dios ha prometido que inundará la tierra con paz, rectitud, justicia y santidad: “La tierra será llena del conocimiento de Jehová, como las aguas cubren el mar” (Is. 11:9). Incluso las campanillas en los frenillos de los caballos y las ollas de las cocinas llevarán la inscripción “Santidad a Jehová” (Zac. 14:20,21).

    Estas gloriosas promesas de paz, reposo y rectitud serán cumplidas durante el Milenio.

    Promesas a la Creación

    Dios también ha hecho promesas a Su creación, las que cumplirá durante el Milenio. Dios ha prometido remover la maldición que puso sobre la creación debido al pecado del Hombre. Él ha prometido liberar a la creación de su atadura de corrupción y restaurarla a su belleza, balance y paz originales (Ro. 8:18-23).


    Los animales carnívoros se convertirán en herbívoros (Is. 11:6). Los animales mortíferos dejarán de ser venenosos (Is. 11:8-9). El reino vegetal florecerá y producirá abundantemente (Is. 35 y Ez. 34:25.31). La tierra de Israel será transformada tan radicalmente que los visitantes proclamarán en asombro: “Esta tierra que era asolada ha venido a ser como huerto del Edén” (Ez. 36:35).

    Promesas a Jesús

    La razón más importante para el Milenio es que Dios va a usarlo para cumplir las promesas que ha hecho a Su Hijo.

    Dios le ha prometido a Jesús que será glorificado en la historia para compensarlo en parte por Su humillación en la historia. La Biblia dice a quemarropa que Jesús regresará para manifestar Su gloria (Is. 24:23; 66:18-19; 2 Tes. 1:7-10).

    Dios también ha prometido que le dará a Jesús dominio sobre todo el mundo y que El reinará sobre todas las naciones desde el Monte Sión en Jerusalén (Dn. 7:13-14; Is. 2:2-4; Zac. 14:1-9).

    El Salmo 2 presenta un buen resumen de estas promesas. Comienza examinando la rebelión de los líderes políticos del mundo contra Dios y Su Hijo, mencionado en el pasaje como “Su Ungido” (versículos 1-2). Este salmo describe el desprecio de éstos hacia el Señor (versículo 3).

    Pero el salmo dice que Dios está sentado en los cielos y se ríe y se burla de ellos porque El ha señalado un día de cuentas cuando “los aterrará en Su furor” (versículo 5). Ese será el día cuando El ponga a Jesús como “Rey sobre Sión” (versículo 6).
    Después habla Jesús y cuenta de la promesa que Su Padre le ha hecho: “Yo publicaré el decreto; el Señor me ha dicho: Mi Hijo eres Tú; Yo te engendré hoy. Pídeme, y te daré por herencia las naciones, y como posesión tuya los confines de la tierra. Los quebrantarás con vara de hierro…” (Salmo 2:7-9).

    Debe mantenerse presente que Jesús actualmente es un “rey en espera”. Al igual que el Rey David, quien tuvo que esperar muchos años después de que fue ungido antes de que pudiera convertirse en rey de Israel, Jesús ha sido ungido Rey de reyes y Señor de señores, pero aún no ha empezado a gobernar.

    Actualmente está actuando como nuestro Sumo Sacerdote ante el trono de Dios (Heb. 8:1). El está esperando la orden de Su Padre para regresar y reclamar todos los reinos de este mundo (Heb. 2:5-9 y Ap. 19:11-16).

    Una razón final

    Hay otro propósito para el Milenio que debería tenerse en cuenta. Creo que Dios va a usar el Milenio para demostrarle al Hombre de una vez por todas que la religión de Satanás, el Humanismo, está totalmente en bancarrota.

    Todos los Humanistas, sin importar su etiqueta política o teológica, coinciden en que la fuente del mal en el mundo es externa al Hombre. Miran al mal arraigado en la corrupción de la sociedad. Creen que la solución a todos los problemas del Hombre puede encontrarse en una reforma social.

    Tome, como un ejemplo, su actitud hacia el crimen. Ellos creen que la sociedad es la causa raíz del crimen. Todo lo que tenemos que hacer para eliminar el crimen, argumentan, es proveerles a las personas un trabajo garantizado que les suplirá el ingreso suficiente, de modo que puedan vivir en un bonito suburbio.

    Pero tales reformas no transforman la naturaleza básica de las personas. En el gueto, un hombre pagará 25 dólares por una prostituta. En el suburbio, perseguirá a la esposa de su vecino. En el gueto, lanzará una piedra a una ventana y robará un aparato de televisión. En el suburbio, se pondrá su traje de tres piezas, irá a la oficina, manipulará la computadora y desfalcará un millón de dólares.

    Usted no cambia la naturaleza básica de las personas cambiando su ambiente. Cambiar su ambiente simplemente los convierte en pecadores más sofisticados.

    El enfoque Humanista es absolutamente contrario a las Escrituras. La Palabra de Dios enseña que la fuente del mal está arraigada en la naturaleza caída del Hombre y que es el Hombre, no la sociedad, quien necesita ser cambiado (Gn. 8:21; Jer. 17:9-10; Mr. 7:20-23). La Palabra también enseña que la única manera en que este cambio puede ocurrir es a través de la labor del Espíritu Santo dentro de una persona que ha puesto su fe en Jesús.

    Dios va a demostrar este punto usando el Milenio como un gran laboratorio experimental. Va a colocar a la Humanidad en un ambiente perfecto de paz y prosperidad durante mil años. Satanás estará atado. La rectitud abundará.

    Sin embargo, al final, cuando Satanás sea soltado, la mayoría de las personas se unirán a él cuando llame a las naciones a rebelarse contra Jesús (Ap. 20:7-10). El Milenio demostrará que el Hombre no necesita una nueva sociedad, sino un nuevo corazón.

    Esencial para el Plan Maestro

    El Milenio es esencial para el cumplimiento de todas las promesas que Dios ha hecho a los judíos, la Iglesia, las naciones y la creación.

    También es esencial para Su determinación de demostrar que la fuente de todo mal es la naturaleza caída del Hombre, no la corrupción de la sociedad, y que la única esperanza para este mundo es Jesús, no reformas políticas.

    Más importante, el Milenio es esencial para el propósito de Dios de glorificar a Su Hijo. El va a manifestar la gloria de Jesús ante Sus santos redimidos y ante todas las naciones del mundo.

    “Se acordarán, y se volverán a Jehová todos los confines de la tierra, y todas las familias de las naciones adorarán delante de ti. Porque de Jehová es el reino y El regirá las naciones… La posteridad le servirá.; esto será contado de Jehová hasta la postrera generación. Vendrán y anunciarán su justicia; a pueblo no nacido aún, anunciarán que El hizo esto” (Salmo 22:27-31).

    La Fidelidad de Dios

    El Creador de este universo es un Dios de pactos que es fiel a todas Sus promesas. El no puede mentir (Heb. 6:18). El no puede olvidar una promesa (Dt. 4:31). El es fiel incluso cuando nosotros somos infieles (2 Ti. 2:13)

    Así como El cumplió todas las promesas relacionadas con la Primera Venida de Su Hijo, El va a cumplir todas aquéllas que se relacionan con Su Segunda Venida, incluyendo la promesa de un reinado milenial.

    Muchos en la Iglesia pueden ignorar Sus promesas aún no cumplidas. Otros pueden haberlas olvidado. Pero Dios no lo ha hecho. El pretende cumplir cada una de ellas.

    Tenemos el privilegio de vivir en una época en la que podemos ser testigos de la forma en que Dios está orquestando los eventos de este mundo hacia el cumplimiento de todas las promesas en Su plan maestro.

    Engrandeced a nuestro Dios.
    El es la Roca, cuya obra es perfecta,
    Porque todos sus caminos son rectitud;
    Dios de verdad, y sin ninguna iniquidad en El;
    Es justo y recto.
    (Dt. 32: 3b-4)
    Preguntas rápidas acerca del Milenio

    1) ¿Quiénes poblarán la tierra durante el Milenio?

    A aquéllos que estén vivos al final de la Tribulación y que hayan aceptado a Jesús como su Señor y Salvador se les permitirá entrar al Milenio en la carne (Mt. 25:3-46). Todos los incrédulos sobrevivientes serán consignados a la muerte (Lc. 17:26-37).

    Éste será un pequeño número de personas, porque la mayoría de aquellos que pongan su fe en Jesús durante la Tribulación serán martirizados por su fe (Ap. 7:9-14).

    Los creyentes que entren al Milenio en la carne empezarán a propagarse, y la población del mundo crecerá exponencialmente. La razón por la que el crecimiento será tan rápido se deberá a que los lapsos de vida se expandirán y la muerte será reducida.

    Isaías dice que la gente vivirá tanto como un árbol (Is. 65:22) y ya no habrá más infantes que vivan sólo unos pocos días (Is. 65:20). Aquéllos que mueran a los 100 años de edad serán considerados jóvenes y sólo aquéllos que rechacen aceptar al Señor morirán a esa edad (Is. 65:20). La implicación de la profecía de Isaías es que durante el Milenio el lapso de vida de aquéllos en la carne regresará a cómo era antes del diluvio, cuando las personas vivían entre 800 y 1000 años. Si esto es así, entonces para el final del Milenio la población de la tierra podría exceder fácilmente los 6 billones actuales.

    2) ¿El Milenio se llevará a cabo en esta tierra o en una nueva?

    El reinado Milenial de Jesús se llevará a cabo sobre esta tierra, pero la tierra será grandemente cambiada en su naturaleza.

    La primera tierra, la tierra de Adán y Eva, era perfecta. No había plantas o animales venenosos. No había animales carnívoros. No había cataclismos naturales como terremotos, maremotos o huracanes. El Hombre y la naturaleza vivían juntos en perfecta armonía.

    Pero cuando el Hombre pecó, Dios puso una maldición sobre la tierra y la naturaleza de la tierra cambió radicalmente. La muerte entró al mundo. La naturaleza se volvió contra la Humanidad. Esta nueva tierra, la número 2, existió hasta la época de Noé.

    Cuando ocurrió el diluvió universal, esta segunda tierra fue “destruida” (2 P. 3:6) en el sentido que cambió radicalmente otra vez. La capa de vapor de la tierra colapsó, su masa terrestre se separó en continentes, la tierra giró sobre sus ejes y la presión del agua forzó la formación de nuevas cordilleras montañosas. Hemos estado viviendo en la tierra número tres desde entonces.

    Cuando Jesús regrese a reinar, la tierra cambiará radicalmente una vez más. Los agentes de cambio serán terremotos y fenómenos sobrenaturales en los cielos (Ap. 6:12-14). Todas las islas serán movidas (Ap. 16:18-20). Cada valle será alzado y cada monte será bajado (Is. 40:4). La topografía de Israel cambiará radicalmente, con Jerusalén convirtiéndose en el lugar más alto sobre la tierra (Is। 2:2)

    tomado del blog cristianosporisrael.blogspot.com

    Posted in ¿Por qué un Milenio? | Leave a Comment »

    ¿Nos nacerán niños en el Milenio?

    Posted by guildojose en 8 agosto 2009


    Antes de responder esta pregunta con un “Sí” o con un “No”, permítanme recordarles a los estimados lectores algunos puntos claves, que si no son tomados en consideración, el escenario profético del Milenio resultará extremadamente confuso, por no decir, totalmente erróneo.

    El problema se suscita cuando NO tomamos en consideración el Rapto de la Iglesia antes de la Gran Tribulación.

    Me explico: Agrandar foto

    Antes de la Gran Tribulación, mejor dicho, alrededor de los días de la firma o de la “confirmación” de un Tratado de Paz entre “Israel y muchas naciones” (Daniel 9:27), ocurrirá el Rapto de la Iglesia.

    Todos los hombres justos de la historia que hayan muerto esperando la redención de Cristo y los que estemos vivos en ese momento, seremos llevados al cielo y durante algún momento durante los próximos 7 años en el cielo ocurrirá lo que se llama el Juicio ante el Tribunal de Cristo (Ver más sobre este Juicio).

    Los que participaremos en este juicio no estaremos allí para ser condenados, sino para recibir coronas y diademas por nuestras obras, pero todos los que estemos allí ya seremos salvos (¡por alguna razón fuimos raptados!). A partir de este momento, a partir de la ocurrencia misma del Rapto, en ese “abrir y cerrar de ojos”, cuando A NOSOTROS LOS SALVOS, se nos den “cuerpos vestidos de inmortalidad” (1 Corintios 15:50-54), ya nosotros no tendremos interés alguno en el sexo ni tendremos la capacidad de reproducirnos. (Mateo 22:30)

    ¿A quienes se refiere Isaías 65:23?

    La confusión sobre a quienes se refiere Isaías 65:23 viene cuando olvidamos que muchos, de hecho, millones, no serán raptados y se quedarán en la tierra a pasar “la ira que ha de venir” por 7 largos años.

    Debido a las 3 principales Batallas de Armagedón (Batalla 1, Batalla 2, Batalla 3), debido al Asteroide que caerá sobre la tierra, y debido a las numerosas plagas que Dios enviará sobre la tierra, una inmensa mayoría de los pobladores que se queden en la tierra, morirán irremisiblemente.

    Sin embargo, muchos de estos pobladores sobrevivirán la Gran Tribulación y a estos yo les he bautizado como los que se “colarán en el Milenio”. Es para gobernar a estos que Cristo regresará al final de la Gran Tribulación (Ver Tabla de Diferencias entre el Rapto y la Segunda Venida). Es para mostrar a estos (aún no salvos ni convertidos en Hijos de Dios a través del Nuevo Nacimiento) cómo se gobierna con justicia verdadera que Jesucristo vendrá a instaurar su reino en Jerusalén.

    ¿Y qué pasará con nosotros, los que fuimos raptados?

    Nosotros seremos los que asistiremos a Cristo en su gobierno en al tierra.

    «Vino el Señor con sus santas decenas de millares (¡los que fuimos raptados 7 años antes!), para hacer juicio contra todos y dejar convictos a todos los impíos de todas sus obras impías que han hecho impíamente, y de todas las cosas duras que los pecadores impíos han hablado contra él» Judas 1:14-15

    ¿Quiere decir que los raptados no tendremos hijos en el Milenio?

    Eso no lo digo yo, sino Jesús:

    “…porque cuando resuciten de los muertos, ni se casarán ni se darán en casamiento, sino que serán como los ángeles que están en los cielos” Marcos 12:25 “Los hijos de este siglo se casan y se dan en casamiento, pero los que son tenidos por dignos de alcanzar aquel siglo (El Milenio) y la resurrección de entre los muertos, ni se casan ni se dan en casamiento, porque ya no pueden morir, pues son iguales a los ángeles, y son hijos de Dios al ser hijos de la resurrección…” Lucas 20:34-36

    En mi país dicen: “Más claro de ahí no canta un gallo”, queriendo decir: Está claro que los cristianos que seamos Agrandar fotoraptados y que regresemos con Cristo a gobernar junto a Él en el Milenio, ni nos casaremos ni tendremos hijos. El sexo ya no será importante ni la reproducción necesaria.

    ¿Por qué a los demás habitantes del Milenio se les permitirá tener hijos?

    Porque por esos mil años, ellos todavía seguirán viviendo aquí en la tierra sujetos a las leyes físicas normales de la Creación. ¡Pero nosotros no! Nosotros seremos capaces de traspasar paredes, transportarnos de un lugar a otro en un abrir y cerrar de ojos, de ir al cielo y de bajar a la tierra, de hacer cosas sobrehumanas (como las que hizo Jesús con su cuerpo resucitado), que ahora solamente los ángeles de Dios pueden hacer, pero que una vez seamos raptados, nosotros tendremos la capacidad de hacer, ya que “no pueden morir, pues son iguales a los ángeles, y son hijos de Dios al ser hijos de la resurrección…” Lucas 20:36

    “No trabajarán en vano ni darán a luz para maldición, porque son linaje de los benditos de Jehová, ellos mismos y también sus descendientes.” Isaías 65:23

    Pero los demás habitantes, a esos que nosotros juzgaremos y gobernaremos durante el Milenio (Ver Judas 1:14-15) seguirán casándose y teniendo hijos. De hecho, también morirán. Pero morirán de muchos años. Y cuando mueran… sí, habrá otra resurrección al final de Milenio, en el que serán tentados por Satanás, quien será liberado con el fin único de tentarlos, para que ellos tomen la decisión que usted y yo, quienes seremos raptados, ya tomamos antes de la Gran Tribulación: “Confesar a Cristo como nuestro Señor y Salvador”.

    No habrá más allí niño que muera de pocos días ni viejo que sus días no cumpla, sino que el niño morirá de cien años y el pecador (¿Ven? Estos todavía no han sido redimidos) de cien años será maldito. Edificarán casas y morarán en ellas; plantarán viñas y comerán el fruto de ellas. No edificarán para que otro habite ni plantarán para que otro coma; porque según los días de los árboles serán los días de mi pueblo, y mis escogidos disfrutarán la obra de sus manos. Isaías 65:20

    He dicho en numerosos estudios aquí en mi página, que Dios no quiere gente que esté con Él de manera obligada. Todos los que pasarán la eternidad con Dios han sido probados, desde los ángeles hasta los que seremos raptados, hasta los que se “cuelen” en el Milenio. ¡Todos serán probados!

    Dice la Biblia que miles de esos que se “colaron” en el Milenio o de los que nacieron en el Milenio y aún así decidieron unirse en esa última insurrección contra Cristo, serán lanzados en el Lago de Fuego y a partir de ahí, todos los que decidan quedarse con Jesús, entonces serán proveídos de cuerpos y habilidades como las que nos fueron dadas a los raptados al principio de la Gran Tribulación, una vez nos fuimos al cielo. A partir de ese momento, no habrá más tentación, la tierra vieja donde pasamos el Milenio será destruida, una tierra nueva será creada y la Nueva Jerusalén bajará desde el cielo y pasaremos la eternidad viajando y conviviendo entre el Tercer Cielo, la Nueva Jerusalén y la Nueva Tierra.

    El lobo y el cordero serán apacentados juntos; el león comerá paja como el buey y el polvo será el alimento de la serpiente. No afligirán ni harán mal en todo mi santo monte». Jehová lo ha dicho. Isaías 65:25

    Posted in ¿Nos nacerán niños en el Milenio? | Leave a Comment »

    Los Mil años de paz

    Posted by guildojose en 8 agosto 2009

    DESCARGA ESTE ESTUDIO BÍBLICO EN PDF AQUÍ.


    Querido hermano:

    ¿Ha oído usted mencionar alguna vez los 1000 años de paz? Quizás tratando de sintonizar en la radio un programa interesante para oír noticias, se detuvo un poco y oyó hablar a algún predicador sobre los 1000 años, cuando Cristo vaya a reinar en la tierra. Periódicamente, a través de los años, ha surgido este concepto en la mente de los hombres.

    Aunque no lo crea, la primera guerra mundial, ¡iba a ser la guerra que terminaría las guerras! Y se creía que su culminación nos encaminaría hacia el dorado tiempo de Paz. Sin lugar a dudas algo salió mal. Quizás mirando el periódico notó el anuncio de unas conferencias tituladas: “La venida del milenio”. ¿Dónde estará usted? Otros han dicho que ya estamos en el milenio, y que el diablo está atado. Bueno, si eso es así, lo han sujetado con una cuerda de goma, que se estira desde París a Bombay, y desde Washington a Moscú. Sólo tenemos que mirar lo que está pasando a nuestro alrededor, para saber que el diablo nunca ha estado tan activo.

    No es una sorpresa que mucha gente esté confundida sobre este asunto, porque muchas ideas han surgido al respecto. Sin embargo no necesitamos estar inseguros, porque otra vez la Biblia tiene la respuesta. En sus páginas está claramente expresado, no sólo lo que va a pasar en el milenio, también lo que va a suceder al principio y al final del mismo, y el propósito que tuvo Dios al planearlo.

    Es muy reconfortante saber que Dios tiene un gran plan para este planeta y sus habitantes, en su tiempo. Todo sucede a su tiempo exacto. El apóstol Pablo dice en Gálatas 4:4 y 5: “Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su hijo…para que redimiese” el mundo. Cristo vino como un bebé al tiempo exacto como fue predicho, igualmente sucedió con su muerte, en el preciso momento en el que la oveja estaba siendo sacrificada en el Templo, el verdadero Cordero de Dios expiró en la cruz del Calvario. Unas horas antes el había dicho: “¡La hora ha venido!” (Marcos 14:41). Estamos seguros que los eventos finales del maravilloso plan de Dios, de la restauración que incluye la segunda venida de Cristo, y el milenio, también se llevará a cabo exactamente como ha sido planeado.

    Cada día, cada año, nos lleva más cerca de esas escenas finales. Lo que importa es saber qué esperar y cómo estar preparados. Con una oración, que Dios le guíe en su estudio de la Biblia.

    LECCIÓN 6: MIL AÑOS DE PAZ

    1. LOS EVENTOS AL PRINCIPIO DEL MILENIO.

    1. ¿En cuál de las dos resurrecciones dijo Jesús que resucitarían los muertos Justos, que hicieron el bien, y en cuál los que han sido injustos, y han permanecido en maldad? Juan 5:28, 29
    __________________________________
    __________________________________

    2. ¿Cuándo serán los justos resucitados? 1ª Tesalonicenses 4:16
    __________________________________

    3. ¿Cómo llama la Biblia a la resurrección de los justos? Apocalipsis 20:6
    __________________________________

    4. ¿Qué sucede con los justos vivos en el momento de la venida de Cristo? 1ª Tesalonicenses 4:17
    _____________________________________

    5. ¿Qué sucede con los malvados que están vivos en el momento de la venida de Cristo? 2ª Tesalonicenses 1:7-9
    __________________________________

    6. ¿Cuándo será resucitada la gente injusta? Apocalipsis 20:5
    __________________________________

    Vemos que el milenio está marcado por las dos resurrecciones, 1ª la de los justos, al comienzo; 2ª la de los injustos, al final del mismo. También aprendemos que la resurrección de los justos se realiza en el momento de la segunda venida de Cristo. Por lo tanto, el milenio sigue a la segunda venida de Cristo, y consiste en mil años inmediatamente después de la segunda venida de Cristo.

    2. DURANTE EL MILENIO.

    1. ¿Qué estarán haciendo los justos en el cielo durante el milenio? Apocalipsis 20:4-6; 1ª Corintios 6:1-3; Judas 6
    _________________________________
    _________________________________

    El juicio que comenzó en el cielo antes del regreso de Cristo (Apocalipsis 22:12; Mateo 16:27). Determinó quién iba a recibir la recompensa de la vida eterna. Otra etapa de cómo Dios trata el problema del pecado, comienza ahora. Suponga que ha tenido un amigo muy querido en la tierra y no lo ve en el cielo. En el milenio repasaremos cómo Dios trató su caso, y el caso de todos. El Señor ha dedicado estos mil años para este trabajo. Él no correrá el riesgo de dejarnos con la menor duda sobre sus decisiones con los no salvados. Por eso permite que los salvados participen en el juicio de los que no fueron salvos. Cada pregunta será contestada, nadie tendrá la oportunidad de dudar de la justicia y misericordia de Dios.

    Satanás dudó de cuán justo era Dios, e indujo a Adán y Eva a dudar también. Sólo el universo se da cuenta del gran precio de la rebelión, y la injusticia de las acusaciones de Satanás. Dios puede asegurar la armonía en su universo. Eso es por lo que Dios permite a sus hijos revisar abiertamente toda información.

    2. Si los justos están el cielo, y los injustos están muertos, ¿quién estará en la tierra durante el milenio? Jeremías 4:23-27.
    _______________________________________

    Todo está oscuro, no hay nadie vivo en la tierra. Incluso los pájaros se han ido, las ciudades están destruidas, los muertos sin enterrar están esparcidos por doquier (Jeremías 25:33). Esta desolación es provocada por una serie de sucesos increíbles.

    1. Las terribles plagas (Apocalipsis capítulos 15 y 16), incluyendo por la carnicería y devastación del Armagedón.

    2. La hermosa venida de Cristo en Gloria, en cuyo momento, los injustos vivos y la tierra son destrozados por un gran terremoto.

    3. A causa de que Satanás está “atado”, ¿qué es lo que no podrá hacer durante el milenio? Apocalipsis 20:3
    ___________________________________

    Pregunta para meditar: ¿Cree usted que la cadena que impide a Satanás andar libremente es literal o simbólica? (Para averiguarlo lea Judas 6 y 2ª Pedro 2:4)

    La expresión “abismo sin fondo”, que viene del griego “abyss” significa: “Un lugar caótico, oscuro, desolado”. Esta misma palabra es usada en la versión “septuaginta” del Antiguo Testamento en Génesis 1:2 y en Jeremías 4:23-25, en el momento que se menciona la tierra “sin forma y vacía”.

    Aparentemente, Satanás no tendrá nada que hacer durante mil años, sino merodear de un lado a otro en la desolada tierra. Durante 6000 años ha seguido a la gente tratando de alistarlos a su lado, ahora sólo tiene sus propios pensamientos. Será un tiempo miserable para él, forzado a vivir solo durante 1000 años, pensando y pensando. Contemplando los frutos de su obra desde su rebelión en el cielo en contra de Dios. Con terror y temblor mira hacia el futuro en que sufrirá por todo el mal que ha hecho. Él sabe que la palabra de Dios es segura, y que todavía falta un pequeño capítulo en su controversia con Dios (Apocalipsis 20:3 y Jeremías 4:25 lo confirman).

    3. SUCESOS AL FINAL DEL MILENIO.

    1. ¿Cuándo resucitarán los injustos muertos? (Vea la pregunta 6)
    _______________________________________

    2. ¿Cuándo será Satanás desatado de su prisión? Apocalipsis 20:7
    ____________________________________

    3. ¿Cómo llegará la ciudad de Dios a esta tierra? Apocalipsis 21:2, 3
    ____________________________________

    Con la resurrección de los injustos, Satanás será soltado; de nuevo tiene otra vez a quien engañar. Al mismo tiempo la ciudad santa desciende del cielo. ¡Qué vista espectacular! Una ciudad del tamaño del estado de Oregón bajando despacio (Apocalipsis 21:16). A uno de los profetas del antiguo testamento, se le mostró una escena de estos momentos (Zacarías 14:3-5 y 10). Aparentemente Jesús precede a la ciudad, y cuando sus pies tocan el monte de los olivos, el mismo lugar del que ascendió ahora hace 20 siglos, la montaña se parte por la mitad esparciéndose para formar una gran llanura donde aterrizará la ciudad santa. Cuando Jesús venga por segunda vez, viene a buscar a los Santos y se encuentra con ellos en el aire (1ª Tesalonicenses 4:17). Esta vez Zacarías dice que todos los santos estarán con Él, en la Nueva Jerusalén. No es sorprendente que Dios quisiera reafirmar a Juan que no había estado alucinando, después de viese todo esto en visión, y le dijera que todo lo que vio y oyó eran “palabras fieles y verdaderas” (Apocalipsis 21:5).

    4. ¿Cómo demostrará Satanás que no ha cambiado durante el milenio? Apocalipsis 20:8, 9
    ____________________________________

    5. ¿En qué acabó el desesperado intento de Satanás de tomar la ciudad de Dios? Apocalipsis 20:9, 14, 15
    ________________________________________

    Este es el último acto en la gran lucha entre Cristo y Satanás. Aquí, ante la santa ciudad, toda la raza humana se reúne por última vez. Los justos protegidos por las preciosas paredes de Jaspe; y los injustos incontables como la arena de la mar, repartidos en formación para la batalla, hasta donde el ojo pueda alcanzar, alrededor de las gloriosas alturas. Aquí, la separación entre los salvos y los perdidos, llega a ser eterna. Dios hace llover fuego desde el cielo, y todo aquel que se rebeló en contra de sus caminos, incluido Satanás y sus ángeles, experimentan lo que la Biblia llama “la muerte segunda”.

    Pregunta para meditar: ¿Por qué cree usted que se llama “la muerte segunda”, y en qué se diferencia de la primera muerte? Hebreos 9:27

    6. ¿Qué efecto hará este fuego sobre la tierra? 2ª Pedro 3:10
    ____________________________________

    El lenguaje humano es inadecuado para describir las cosas que Dios ha preparado para aquellos que le aman (1ª Corintios 2:9). Tendrá que experimentarse para apreciarlo.

    7. ¿Quiénes tendrán el privilegio de habitar esta nueva tierra? Apocalipsis 21:27
    ____________________________________

    Un día cercano, Cristo vendrá a por su pueblo. El viaje por el espacio de todas las épocas será una realidad. La gravedad no tendrá poder cuando Cristo eleve a sus hijos hacia el cielo, moviéndose sin esfuerzo a través de la atmósfera y el espacio, el vasto vacío. Finalmente llegarán a su destino: La ciudad de Dios. Hoy estamos aprendiendo que este será un viaje de ida y vuelta. Después de esto, Dios cambiará la sede de su ciudad capital a la tierra, donde Él vivirá con su pueblo (Apocalipsis 21:3). Entonces será realidad la promesa de Cristo: “Recibirán la tierra por heredad” (Mateo 5:5).

    Jesús ha reservado un lugar para ti en este viaje (1ª Pedro 1:4; Juan 14:1-3). Él quiere verte allí. ¿Cómo se va a sentir si al pasar lista tu nombre no está allí? Pensará que desprecias la vida que te ofrece, por la que pagó un alto precio, con su propia sangre. Sólo hay un lugar donde puedes hacer la reserva, es el lugar llamado Calvario. Ni riquezas ni fama pueden comprar la entrada a la ciudad de Dios. Tus méritos no la pueden comprar. Él te espera. Pero Jesús te ha dejado un billete pagado a los pies de la cruz, y está esperando a que lo recojas.

    Cuando Jesús entre por las perlinas puertas de la ciudad con su pueblo, el coro angelical preguntará: “¿Con qué derecho entras aquí?” La respuesta de cada labio será: “¡Con la bandera roja de la sangre del Calvario!” Las perlinas puertas y cada habitante de esta nueva, preciosa y gloriosa tierra, entrarán por el camino de la cruz. ¿Levantarás su bandera ahora, por tu libre elección? No hay forzamientos, sólo un llamado. Pero eso significa vida eterna, una vida satisfactoria, sería una tragedia perderla –vida que le costó al Hijo de Dios su propia sangre. ¿La aceptarás?

    Las dos siguientes lecciones nos darán más detalles de cómo asegurarnos el estar dentro de la ciudad al terminar los mil años, en vez de encontrarnos entre la gran muchedumbre que quedó afuera

    Posted in Los Mil años de paz | Leave a Comment »

    Método para estudiar la Biblia a Diario

    Posted by guildojose en 8 agosto 2009


    Aquí listamos unas pautas para un mejor estudio de la Biblia:

    1. Asignación de tiempo de lectura, no de cantidad de material a leer. Serán 20 minutos. No hay que hacer más aun cuando nos apetezca. Podemos, lógicamente, leer la Escritura durante más tiempo, o proceder a estudiarla, pero este devocional debe ajustarse al tiempo marcado.

    2. Uso de una libreta especial. Debe ser una libreta con la que nos sintamos bien, que nos guste. Todo aquello que se dedica al servicio a Dios debe ser algo especial. Esta libreta es absolutamente personal. Deberemos tener la seguridad de que no pueden acceder otras personas a ella, a menos que nosotros deseemos compartir algo.
    Un tamaño aconsejable es el de cuartilla.

    3. Uso de fichas de tamaño mediano. Deberá poderse llevar con nosotros, por ejemplo en un bolsillo de camisa o similar.

    4. Se escribirá el punto de inicio de lectura, así como el texto al que hemos llegado. Lo haremos en la parte superior izquierda. También escribiremos la fecha en la parte superior derecha de la hoja.

    5. Se procederá a apuntar los textos que en esa lectura notemos que parecen especialmente dirigidos a nuestra experiencia personal y a nuestra necesidad.

    6. Sólo escribiremos a razón de 7 u 8 palabras. Se escribe sólo la frase que tiene el mensaje concreto con el que nos sentimos identificados.

    7. Al final de los 20 minutos, se selecciona, de entre los textos escritos, el que sentimos como más necesario para nosotros en ese momento. Será el mensaje del Señor para nosotros en ese día. Lo colorearemos en rojo.

    8. Haremos una oración escrita en la parte inferior de la página llevando al terreno de la práctica el texto seleccionado. En todo momento sabremos cuál es la necesidad que ha llevado a que tomemos este texto concretamente. Le pediremos al Señor que nos ayude en el área a que hace alusión el texto bíblico seleccionado. De ahí que tenga que ser de uso privado el material que vamos escribiendo. Pueden llegar a escribirse sobre temas muy personales.

    9. El texto del día lo copiaremos en la ficha pequeña, en cuyo encabezamiento se habrá puesto: “Semana del 21- 28 de julio”, por ejemplo.

    10. Leeremos el texto tres veces al día, procurando que sea en horas más o menos fijas. Por ejemplo: si hacemos nuestra lectura por la mañana – lo cual es muy aconsejable, siempre que esto sea posible -, podemos repasar el texto antes de comer, antes de cenar y justo antes de acostarnos. No es necesario memorizarlo; sólo tenemos que leerlo de nuevo. Es un instante, pero suficiente para que traiga a nuestra mente

    11. Al día siguiente repasaremos la página del día anterior. Como hemos respetado la capacidad de la memoria a corto plazo, este repaso será rápido, recuperándose con facilidad los mensajes y lo que representaron cuando los seleccionamos.

    12. Después procederemos a hacer lo mismo que el día anterior. Cada día repasaremos en la ficha el texto del día tres veces, pero sólo el texto que corresponde a ese día. No repasaremos los de los días anteriores.

    13. El sábado no haremos lo que hemos venido haciendo cada día, sino que tomaremos la ficha y seleccionaremos de entre los seis textos el texto de la semana. Lo pintaremos en amarillo, y lo leeremos igualmente tres veces al día.

    14. Cuando lleguemos a las cuatro semanas, tomaremos las dos fichas pequeñas, escritas por ambos lados, y seleccionaremos, de entre los 24 textos, el texto del mes,
    que será aquel con el que más nos identificamos en ese momento. Lo pintaremos en verde. Habremos cerrado el ciclo que amortigua al máximo la curva del olvido.

    Posted in Método para estudiar la Biblia a Diario | Leave a Comment »

    Orden de lectura de los libros de la Biblia

    Posted by guildojose en 8 agosto 2009


    A la hora de acometer el estudio de la Biblia, es necesario no “empacharse”. Puede servir empezar a estudiar la Biblia en el orden natural en que aparecen los libros, “Génesis, Éxodo, Levítico… etc.”, pero la práctica demuestra que, o se tiene voluntad férrea, o puede llegar a ser aburrido por varios motivos. Lo mejor es alternar libros del Antiguo Testamento con libros del Nuevo Testamento, o intercalar libros históricos con poéticos o sapienciales, de este modo, tendremos un estudio más ameno y enriquecido. Sugiero el siguiente orden de lecturas para el devocional diario y personal.

    Epístolas de Juan.
    Génesis
    Evangelio de Juan.
    Éxodo
    1 Epístola de Pedro.
    Levítico
    2 Epístola de Pedro.
    Números
    Evangelio de Mateo
    Deuteronomio
    Epístola de Santiago.
    Josué
    Epístola a los Hebreos.
    Jueces
    Evangelio de Marcos.
    Hageo
    Proverbios
    Nahum.
    Epístola a los gálatas
    1 Samuel
    Evangelio de Lucas.
    2 Samuel
    1 Epístola a los corintios.
    1 Reyes
    2 Epístola a los corintios.
    2 Reyes
    Eclesiastés.
    Miqueas.
    Hechos de los Apóstoles.
    1 Crónicas
    Epístola a los romanos.
    2 Crónicas
    Cantares
    Esdras
    Epístola a los efesios.
    Nehemías
    Epístola a los filipenses.
    Ester
    Epístola a los colosenses
    Isaías
    Salmos.
    Jeremías.
    1 Epístola a los tesalonicenses
    Zacarías
    2 Epístola a los tesalonicenses
    Ezequiel
    Job
    Daniel.
    1 Epístola a Timoteo.
    Oseas.
    2 Epístola a Timoteo.
    Joel.
    Epístola a Tito.
    Amós.
    Epístola a Filemón.
    Abdías.
    Epístola de Judas.
    Jonás
    Apocalipsis.
    Habacuc.
    Rut
    Sofonías.
    Lamentaciones
    Malaquías.

    Posted in Orden de lectura de los libros de la Biblia | Leave a Comment »

    Promesas en Pruebas y Enfermedad

    Posted by guildojose en 8 agosto 2009

    Más que un estudio, es una recopilación de unas cuantas promesas bíblicas para personas que pasan por dificultades, y especialmente por enfermedad. Es bueno anotar estos textos en la Biblia de uso personal y repasarlos de vez en cuando, de paso los tendremos a mano para leerlos a aquellos que los necesiten. (La versión es la Nueva Versión Internacional, NVI):

    Salmo 30:5
    “Porque sólo un instante dura su enojo,
    pero toda una vida su bondad.
    Si por la noche hay llanto,
    por la mañana habrá gritos de alegría.”.

    Salmo 34:19, 20
    “Muchas son las angustias del justo,
    pero el Señor lo librará de todas ellas;
    le protegerá todos los huesos,
    y ni uno solo le quebrarán. “

    Salmo 41:3
    “El Señor lo confortará cuando esté enfermo;
    lo alentará en el lecho del dolor.”

    Salmo 50:15
    “Invócame en el día de la angustia;
    yo te libraré y tú me honrarás.”

    Salmo 91:15
    “Él me invocará, y yo le responderé;
    estaré con él en momentos de angustia;
    lo libraré y lo llenaré de honores. “

    Salmo 94:14
    “El Señor no rechazará a su pueblo;
    no dejará a su herencia en el abandono.”

    Isaías 40:29-31
    “Él fortalece al cansado
    y acrecienta las fuerzas del débil.
    Aun los jóvenes se cansan, se fatigan,
    y los muchachos tropiezan y caen;
    pero los que confían en el Señor
    renovarán sus fuerzas;
    volarán como las águilas:
    correrán y no se fatigarán,
    caminarán y no se cansarán.”

    Isaías 41:10
    “Así que no temas, porque yo estoy contigo;
    no te angusties, porque yo soy tu Dios.
    Te fortaleceré y te ayudaré;
    te sostendré con mi diestra victoriosa. “

    Isaías 41:13
    “Porque yo soy el Señor, tu Dios,
    que sostiene tu mano *derecha;
    yo soy quien te dice:
    “No temas, yo te ayudaré.”

    Isaías 43:2
    “Cuando cruces las aguas,
    yo estaré contigo;
    cuando cruces los ríos,
    no te cubrirán sus aguas;
    cuando camines por el fuego,
    no te quemarás ni te abrasarán las llamas”

    Isaías 66:13
    “Como madre que consuela a su hijo,
    así yo los consolaré a ustedes;
    en Jerusalén serán consolados.”

    Mateo 9:22
    “Jesús se dio vuelta, la vio y le dijo:

    —¡Ánimo, hija! Tu fe te ha sanado.

    Y la mujer quedó sana en aquel momento.”

    Marcos 9:22-23
    “Si puedes hacer algo, ten compasión de nosotros y ayúdanos.
    [Jesús respondió] —¿Cómo que si puedo? Para el que cree, todo es posible. “

    Marcos 11:24
    “Por eso les digo: Crean que ya han recibido todo lo que estén pidiendo en oración, y lo obtendrán.”

    Lucas 7:13-14
    “Al verla, el Señor se compadeció de ella y le dijo:

    —No llores.
    Entonces se acercó y tocó el féretro. Los que lo llevaban se detuvieron, y Jesús dijo:

    —Joven, ¡te ordeno que te levantes!”

    Juan 14:1-3
    “No se angustien. Confíen en Dios, y confíen también en mí. En el hogar de mi Padre hay muchas viviendas; si no fuera así, ya se lo habría dicho a ustedes. Voy a prepararles un lugar. Y si me voy y se lo preparo, vendré para llevármelos conmigo. Así ustedes estarán donde yo esté.

    Juan 14:6
    “—Yo soy el camino, la verdad y la vida —le contestó Jesús—. Nadie llega al Padre sino por mí.”

    Juan 14:27
    “La paz les dejo; mi paz les doy. Yo no se la doy a ustedes como la da el mundo. No se angustien ni se acobarden.”

    Romanos 8:28
    “Ahora bien, sabemos que Dios dispone todas las cosas para el bien de quienes lo aman, los que han sido llamados de acuerdo con su propósito.”

    2 Corintios 4:17-18
    “Pues los sufrimientos ligeros y efímeros que ahora padecemos producen una gloria eterna que vale muchísimo más que todo sufrimiento. Así que no nos fijamos en lo visible sino en lo invisible, ya que lo que se ve es pasajero, mientras que lo que no se ve es eterno.”

    1 Pedro 4:12-13
    “Queridos hermanos, no se extrañen del fuego de la prueba que están soportando, como si fuera algo insólito.13 Al contrario, alégrense de tener parte en los sufrimientos de Cristo, para que también sea inmensa su alegría cuando se revele la gloria de Cristo.”

    Apocalipsis 21:4
    “Él les enjugará toda lágrima de los ojos. Ya no habrá muerte, ni llanto, ni lamento ni dolor, porque las primeras cosas han dejado de existir.”

    Posted in Promesas en Pruebas y Enfermedad | Leave a Comment »

    LA Familia

    Posted by guildojose en 6 agosto 2009

    LA Familia

    familia, padres e hijos Dios creó la familia. En ella Él depositó el propósito supremo de Su Reino de manera que su intimidad refleja la relación de Dios con los suyos, así como en la relación indisoluble de la pareja se expresa la amorosa relación de Cristo con la iglesia. A pesar que el pecado arruinó la perfección inicial de su estructura, no dejó el Dios Creador de revelarse a los suyos en los diferentes roles que conforman la familia.

    Siendo así, vemos a Dios como nuestro Padre (Lucas 11:13), y su manifestación al mundo a través de su Hijo (Mateo 17:5). Asimismo, en tiempos de crisis Él nos habla como el Ishi, el esposo fiel (Oseas 2:16); también como la madre que nunca se olvida de sus hijos (Isaías 49:15) y como el pariente cercano que siempre está dispuesto a redimirnos y a auxiliarnos en nuestra necesidad (Salmos 145:18). Nos hizo a todos hermanos en el nuevo linaje que Cristo inició como el primogénito de sus criaturas para hacernos a nosotros, de diferentes razas, pueblos y naciones, parte de una sola familia… la familia de Dios (Efesios 2:19).

    En la actualidad, es un tanto difícil encontrar una familia funcional, modelo o perfecta. Incluso las Escrituras no idealizan ni esconden los errores de las familias en los tiempos bíblicos. No es extraño entonces, aunque sí doloroso, poder afirmar que hoy la familia está francamente en crisis. Por tanto, es ahora cuanto toma mayor relevancia la necesidad de que nuestro Señor Jesús sea el centro de nuestras familias. De hecho, es parte de la restauración de Dios de todas las cosas, volver la familia al orden, de manera que su estructura, roles y funciones operen adecuadamente. Dios no está ajeno a nuestro dolor, a los cambios que sufren nuestras familias, a las situaciones que nos ponen bajo estrés, por eso, a través de su Espíritu, nos trae mensajes de esperanzas que nos dan dirección, renuevan nuestras fuerzas y fortalecen nuestra fe para disfrutar las promesas.

    Esta página viene a contribuir con ese propósito: que nuestras casas sean embajadas de Dios; que nos amemos en el amor de Dios, que es a pesar de; y que nos mantengamos en unidad, amándonos, orando unos por los otros, resolviendo nuestras diferencias y acortando nuestras distancias en una no impecable, pero sí madura comunión familiar.

    Cristianos en el Hogar
    Image and video hosting by TinyPic

    padres, hijo, hogarEl hogar es lugar de nuestra intimidad, el sitio donde podemos ser como somos, naturales, sin apariencia. Allí se ve el carácter, la persona que realmente somos. Sin embargo, como cristianos, tanto en nuestras casas como afuera, debemos mostrar el carácter que de Cristo hemos recibido. Mas, generalmente ocurre que en nuestros trabajos, con nuestros amigos, en la iglesia, no tenemos ninguna dificultad en mostrarnos humildes y devotos, pero en nuestros hogares distamos mucho de eso. En la mayoría de los casos sucede que somos “candil de la calle y oscuridad de la casa”, negando el principio de Dios de que “… si alguno no provee para los suyos, y mayormente para los de su casa, ha negado la fe, y es peor que un incrédulo” (1 Timoteo 5:8).

    El pastor Juan R. Fernández, a través de este mensaje, y con sencillas ilustraciones que vivimos a diario, nos enfoca en la necesidad de ser cristianos en nuestros hogares, pues sobre cualquier obra que realicemos, esa la primera y más importante ante los ojos de Dios.

    Mensaje también disponible en Audio, aquí:

    Photobucket Cristianos en el Hogar
    por el Pastor Juan Radhamés Fernández


    Edificando La Casa PDF Imprimir E-mail


    No Os Neguéis PDF Imprimir E-mail

    Posted in LA Familia | Leave a Comment »

    Desenmanscarando al diablo 4 Rev. Eugenio Masias

    Posted by guildojose en 6 agosto 2009

    • Luc 8:27 Al desembarcar Jesús, un endemoniado que venía del pueblo le salió al encuentro. Hacía mucho tiempo que este hombre no se vestía; tampoco vivía en una casa sino en los sepulcros.
    • Luc 8:28 Cuando vio a Jesús, dio un grito y se arrojó a sus pies. Entonces exclamó con fuerza: –¿Por qué te entrometes, Jesús, Hijo del Dios Altísimo? ¡Te ruego que no me atormentes!
    • Luc 8:29 Es que Jesús le había ordenado al espíritu maligno que saliera del hombre. Se había apoderado de él muchas veces y, aunque le sujetaban los pies y las manos con cadenas y lo mantenían bajo custodia, rompía las cadenas y el demonio lo arrastraba a lugares solitarios.
    • Luc 8:30 –¿Cómo te llamas? –le preguntó Jesús. –Legión –respondió, ya que habían entrado en él muchos demonios.

    Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

    El llamado de Dios: Conoce la voluntad de Dios para tu vida

    Posted by guildojose en 6 agosto 2009

    Juan el BautistaEl ministerio en realidad es una mezcla del propósito y llamado de Dios con nuestra respuesta y
    obediencia. El entendimiento de esto (de la soberanía de Dios y el libre albedrío) nos permite ser más
    eficaces en lo que El nos ha llamado a ser y a hacer.

    Vino un hombre llamado Juan. Dios lo envió” (Juan 1:6, NVI)

    Este versículo peculiar se refiere a Juan el Bautista: “Vino un hombre… Dios lo envió”. La mayoría de los grandes hombres de Dios pueden testificar que sus ministerios son precisamente el balance de estos dos componentes del pasaje: DIOS ENVÍA y ellos deciden IR.

    Algunos principios bíblicos que nos hablan del llamado de Dios
    para nuestras vidas:

    1- En el tiempo de Dios, no en el nuestro.

    Juan el Bautista es producto de un milagro. Zacarías y Elizabeth estaban ya muy grandes para procrear. Sin embargo, Dios decide iniciar el ministerio de ellos como padres a pesar de la edad de ellos. ¡Era el tiempo perfecto!: Así Juan sería contemporáneo de Jesús y sería clave en preparar el camino al Señor y enderezar sus sendas.

    2- Dios llama a hombres y mujeres comunes

    Y Juan estaba vestido de pelo de camello, y tenía un cinto de cuero alrededor de sus lomos; y su comida era langostas y miel silvestre. (Mat 3:4)

    Tal vez la apariencia de Juan el Bautista no era precisamente lo que hoy escogeríamos como co-pastor en una iglesia, pero Dios sí lo había escogido y eso era lo importante. Cuántas veces hemos pecado menospreciando un llamado, un ministerio o una labor, creyendo que por las ropas finas y el esplendor puede venir alguna salvación. No estamos en contra de los sacos y las corbatas, pero sí tenemos claro que la unción y el poder de Dios pueden derramarse a través de vasos sencillos y hasta poco llamativos.

    Lea a continuación esta traducción de Isaías 53:2-3 ­ un pasaje clásico del llamado de Jesús:

    “No había en él hermosura o majestad como para que nos fijáramos en él. No había en él nada atrayente como para que nos gustara. La gente lo despreció y hasta sus amigos lo abandonaron; era un hombre lleno de dolores y conocedor del sufrimiento. Y como alguien a quien otros evitan, lo despreciamos y no pensamos que fuera alguien mportante”. (Isaías 53:2-3, PDT)

    En otras palabras, no nos dejemos impresionar por las apariencias y no busquemos ser populares, sólo busquemos ser obedientes a aquél que nos llamó. Es a Ël a quien debemos agradar.

    3- ¿Dónde se desarrolla el llamado?

    En aquellos días vino Juan el Bautista predicando en el desierto de Judea (Mat 3:1)

    Qué equivocados estamos ahora con la moda de predicar y desarrollar ministerio en grandes auditorios, llenos de fama y esplendor. El desierto también es un púlpito digno. Algunos hombres importantes y claves para el Reino de los cielos han perdido la visitación de Dios porque esperan predicar en palacios y cuando ven las señales que apuntan al desierto ­ en vez de obedecer ­ reprenden “al enemigo”.

    4- Integridad hasta la muerte

    Juan, refiriéndose a Jesús dijo: “Es necesario que él crezca, pero que yo mengüe”, y constató, sin ingún tipo de celos, el cumplimiento de su predicción (Jn 3:25-30).

    Su ministerio fue muy breve, pero gozó de gran fruto. Hacia el final del año 31 d.C., fiel a su misión, reprochó a Herodes el tetrarca el adulterio en que vivía con la mujer de su hermano Felipe y fue encarcelado.

    Deseoso de saber qué giro iba a tomar la obra de Jesús, Juan envió a dos de sus discípulos para inquirir de Jesús si Él era el Mesías prometido. Esto nos muestra que está bien tener dudas y preguntar a Dios. El Señor les respondió en relación a sus obras. Cuando los dos discípulos se volvían a Juan, Jesús elogió a Juan el Bautista (Mat 11:2-15).

    Aunque no hizo ningún milagro fue el más grande de los profetas, en el sentido de que tuvo el privilegio de preparar al pueblo para la venida del Cristo y de revelarlo como tal.

    Y muchos venían a él, y decían: Juan, a la verdad, ninguna señal hizo; pero todo lo que Juan dijo de éste, era verdad. (Jn 10:41 )

    No estamos en contra de las señales y prodigios, pero nuestro enfoque es obedecerle a Él. -

    No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. (Mat 7:21)

    A Juan el Bautista su llamado le costó la vida.

    5- ¿Cómo conocer la voluntad de Dios para mi vida?

    • A través de la voz del Espíritu Santo (Hc.13). La profecía es para confirmación, no para guía. Somos guiados por el Espíritu Santo. Él nos indica “sí” o “no”. En Hc 16 vemos ejemplos de ambos casos: les impide ir a Bitinia y les permite ir a Tesalónica
    • A través de las Escrituras: leerlas, estudiarlas, meditar en pasajes, memorizar versículos.
    • A través de padres (cuando eres hijo) o el cónyuge ­ si eres casado (a) ­
    • A través de las circunstancias: Dios obra y habla a través de las situaciones. Cuando no podemos alcanzar aquello que anhelamos generalmente es un NO.
    • A través del liderazgo o autoridad: estar sujetos a una autoridad que nos dé consejo, opinión, seguimiento, corrección y ánimo.

    Estos cinco componentes se entremezclan y ­ aunque no siempre estén alineados ­ su balance y promedio nos permiten conocer bastante bien la voluntad de Dios para nuestras vidas.

    6- ¿Qué pasa cuando no pasa nada?
    Si la nube se mueve ­ uno se mueve / Si la nube se detiene ­ uno se detiene: algunos ministros caen en confusión y sorpresa porque “no sienten nada”, no ven luz ni dirección. Una muy buena posibilidad es que, como en el Antiguo Testamento, la Nube de Gloria está detenida.

    Algunas razones para que esto suceda es que Dios quiere que descansemos en Él, que meditemos en Él, que crezcamos en un área específica porque la siguiente etapa requiere de nosotros más fuerza, decisión y propósito.

    Otra posible razón es que Él quiere que crezcamos en la certeza de que no es por obras, para que nadie se gloríe. Cuando de repente “no hacemos nada” nos vemos obligados a crecer en identidad de hijos y no de siervos.

    7- El primer llamado no es negociable

    según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad, para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado, (Ef 1:4-6)

    8- Es un privilegio ser llamado al ministerio: ¡no lo pasemos por alto!

    “Cuán hermosos son sobre los montes los pies del que trae alegres nuevas, del que anuncia la paz, del que trae nuevas del bien, del que publica salvación, del que dice a Sion: ¡Tu Dios reina!” (Is 52:7 )

    Siendo un privilegio servirle, hemos de hacerlo con excelencia. Decíamos al principio que se trata de un balance entre la soberanía de Dios y nuestro libre albedrío para responder, una mezcla entre “Dios nos envía” y “nosotros vamos”.

    Por tanto, en nuestra respuesta al llamado somos responsables de actividades como orar, buscarle, ayunar y sobre todo prepararnos para toda buena obra:

    Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra. (2Ti 3:16-17)

    Prepararnos en su palabra, estudiarla, conocerla y amarla es nuestra parte. Es Él quien nos da la sabiduría y la revelación para ponerla por obra. Su amor nos cubre y Él será fiel en hacer SU parte si nosotros hacemos la nuestra.

    Nuestra conducta y respuesta ante el llamado de Dios

    Juan el bautista fue un hombre escogido por Dios desde antes de su nacimiento. Su nacimiento fue un milagro. Creció bajo la protección de hogar con un sacerdote al frente. Un hombre incondicional, de carácter firme y un ejemplo de obediencia. Hasta la muerte fue fiel y sirvió a aquel que lo había llamado

    La esencia de nuestro llamado es servirle al Señor en obediencia, siendo íntegros de corazón, hablando SUS palabras y no las nuestras। Así nos cueste la vida.


    http://casadeoracionmexico.info/blog PASTOR CHUY OLIVAREZ

    Posted in El llamado de Dios: Conoce la voluntad de Dios para tu vida | Leave a Comment »

    El Poder Sanador de la Palabra de Dios

    Posted by guildojose en 6 agosto 2009

    Isaías 6:2-3 [Pintura por marketseq http://www.flickr.com/photos/marketseq/]Todo cristiano anhela legítimamente la sanidad y que su vida esté limpia. He aquí la importancia de la palabra de Dios, la cual trae la sanidad y la pureza que tanto anhelamos. Este artículo pretende animar a los creyentes a recibir esas palabras de amor que limpian nuestra vida. Su palabra sana las heridas de nuestro corazóny aún los males de nuestro cuerpo. Dios es nuestro sanador y nuestro médico eterno.

    Juan 15:3 Ya vosotros estáis limpios por la palabra que os he hablado.

    Estudiemos aquí dos palabras:

    • Limpios: del griego kadsarós: limpio (literalmente o en sentido figurado), puro.
    • Palabra: del griego lógos: algo dicho (inclusive el pensamiento); doctrina, evangelio.

    Juan 1 se refiere a Cristo como la Expresión Divina encarnada.

    Jesús nos limpió por sí mismo. Al ser la palabra viva y el evangelio encarnado, es él quien nos purifica. Veamos 1 P 2:9: “somos real sacerdocio, nación santa… “. Él nos ha hecho limpios y puros por su sacrificio y por la palabra que nos habla.

    Cuando leemos sus palabras le estamos viendo cara a cara, porque Él es logos. Así, su amor empieza a llenarnos y a sanarnos.

    Tiempo de Calidad [Foto por MeliCo http://www.flickr.com/photos/55722911@N00/]Efesios 5:25-27 Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, (26) para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra, (27) a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha.

    Retomemos el versículo 26: habiéndola purificado (limpiado, desaparecerle manchas) en el lavamiento (del griego loutrón; baño, bautismo) por la Palabra.

    En este texto Palabra es el término griego rema, que significa declaración, asunto o tema. Pero viene a su vez del término ereo: que da la idea de derramar y que también significa pronunciar, hablar, decir, mandar.

    Todos hemos experimentado la sensación de que, al estar leyendo la Biblia (logos), de pronto la enseñanza de un versículo o de una frase es derramada en nuestra vida: Dios mismo está pronunciando y hablando esas palabras al corazón. Somos entonces confrontados, corregidos, animados y sanados. Su mandato de cambio o de consuelo es hablado en ese momento a nuestra mente y a nuestro corazón.

    Dice también por el lavamiento o bautismo” de esta Palabra. En el original, bautismo no es un simple “sumergir en agua”. Este término denota “sumergir en un líquido y sufrir un cambio”. Teñir una tela es una forma bastante gráfica de representar el bautismo: la tela se mete en el agua con el tinte y sale diferente. No vuelve a ser la misma.

    Encurtido CriolloOtro ejemplo de bautismo son los encurtidos: cebolla, zanahoria, chiles, etc; que cuando son sumergidos en vinagre por unas horas sufrirán un cambio radical: no volverán a ser los mismos.

    Podría decirse que, al sumergirnos en pasajes bíblicos y meditamos en ellos, nos teñimos del color de Dios y no volvemos a ser los mismos. Tomamos de su sabor y perdemos el propio para ser, cada vez más. a su imagen.

    Otra escritura donde se usa rema es Mateo 4:4: “Él respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.”. Es decir, no vivimos sólo de las cosas materiales, su palabra hablada y viva es nuestro alimento principal, mediante el cual Él nos da el aliento y la fuerza que necesitamos cada día.

    Personalmente conozco a una mujer cristiana que fue sanada de esquizofrenia. Habiendo sufrido mucho por la enfermedad, un día ella Dios les mostró a ella y a su esposo que ayunaran y leyeran dedicamente la Biblia. Ahora, ellos afirman que a través de la lectura y de la comprensión de versículos y pasajes, ella fue limpiada totalmente de su condición.

    Hemos visto infinidad de testimonios de sanidad; trastornos físicos y mentales son derribados por el poder de la palabra.

    Heb 4:12 Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.

    Leyendo la Biblia [Foto por Baab1 http://www.flickr.com/photos/gadgetgeek/]Viva y eficaz (efectiva, poderosa) para cortar y separar los pensamientos e intenciones del corazón (lo humano) de lo espiritual. Su palabra separa y corta de nosotros todo lo que no le pertenece al Espíritu Santo: rencores, traumas, mentiras y mucho más pueden ser lavados por Su palabra.

    La Escritura, además de alimento es medicina. Por supuesto, en los casos que se requiere, hay que seguir bajo tratamiento médico, pero hemos visto que -con supervisión médica- muchas personas pueden ir dejando las medicinas cuando ven mejorías derivadas del poder de la Palabra.

    Señor, que tu palabra nos lave más y más। Que cada persona reciba, sea sensible, a tus palabras de amor. Solo tú sabes cuáles de tus palabras necesita cada hijo tuyo. Te pedimos que nos guíes en la lectura de tu palabra y que tu mensaje penetre en nuestro ser. Recibimos tu lavamiento. Amén.

    http://casadeoracionmexico.info/blog PASTOR CHUY OLIVAREZ

    Posted in El Poder Sanador de la Palabra de Dios | Leave a Comment »

    ¿Gimnasia o Magnesia?

    Posted by guildojose en 6 agosto 2009

    ¿Dile NO a la murmuración?Alguien me invitó gentilmente hace unos días a unirme a la campaña “Dile NO a la murmuración por Internet“.

    Al investigar de qué se trataba, me encontré con hermanos bien intencionados, de buen corazón y loables deseos, que desean detener lo que ellos llaman “chisme y murmuración en la red“, lo cual, según ellos, lesiona la integridad de pastores y líderes cristianos.

    Ciertamente hay quienes se escudan en el anonimato para calumniar, denostar y murmurar sin fundamento alguno y sólo para causar daño a personas o ministerios. Pero, estudiando las escrituras, me quedé pensando: los promotores de esta campaña ¿no estarán confundiendo la gimnasia con la magnesia?.

    Analicemos el asunto.

    ¿Qué es Murmuración en la Biblia?

    La Mujer del perfume

    Mar 14:4-5 Y hubo algunos que se enojaron dentro de sí, y dijeron: ¿Para qué se ha hecho este desperdicio de ungüento? Porque podía esto ser vendido por más de trescientos denarios, y darse a los pobres. Y murmuraban contra ella.

    murmurar. ἐμβριμάομαι embrimáomai; de G1722 y βριμάομαι brimáomai (bufar con cólera); tener indignación por, i.e. (trans.) culpar, (intr.) suspirar con disgusto, (espec.) encargar rigurosamente: encargar, estremecer, murmuración.

    Esto dice el comentario de Jamieson Fausset Brown:

    Y murmuraban contra ella. “Mas dijo esto”(Judas), nos explica Juan (12:6), y esta observación es de mucha importancia, “no por el cuidado que él (Judas) tenía de los pobres; sino porque era ladrón, y tenía la bolsa”, o sea la tesorería del grupo, “y traía lo que se echaba en ella6. Mas Jesús dijo: Dejadla; ¿por qué la fatigáis? buena obra me ha hecho. Fue buena la obra en sí, y acepta a Cristo como tal. Fué eminentemente oportuna y de grande valor, por cuanto ella “había hecho lo que podía”.

    Aquí vemos cómo, al no discernir la verdadera intención de esta mujer, murmuraron contra ella. El que llevó la voz cantante fue Judas, quien era ladrón y quería aparentar piedad y celo ¨por lo bueno¨.

    Veamos otro caso:

    Stg 4:11-12 Hermanos, no murmuréis los unos de los otros; el que murmura del hermano, y juzga a su hermano, este tal murmura de la Ley, y juzga a la Ley; y si tú juzgas a la Ley, no eres guardador de la Ley, sino juez. Uno es el dador de la Ley, que puede salvar y perder, ¿quién eres tú que juzgas a otro?..

    Aquí “murmurar” tiene otra raíz griega.

    murmurar. καταλαλέω katalaléo; ser un traidor, i.e. difamador: murmurador.

    Veamos que dice la Real Academia Española:

    traicionar. tr. Cometer traición. || 2. Fallar a alguien, abandonarlo. || 3. Delatar con algo de lo que se hace o dice la verdadera intención.

    difamar. (Del lat. diffamāre). tr. Desacreditar a alguien, de palabra o por escrito, publicando algo contra su buena opinión y fama. || 2. Poner algo en bajo concepto y estima. || 3. ant. divulgar

    Aquí, el comentario de Jamieson Fausset Brown de Santiago 4:11, 12

    11. Habiendo mencionado los pecados de la lengua (cap. 3.) aquí enseña que el hablar mal procede del mismo espíritu de soberbia en perjuicio del prójimo que causó los “pleitos” condenados en este capítulo (v. 1. Hermanos—que demuestra la inconsecuencia en hermanos de hablar despectivamente los unos de los otros. murmura de la ley—porque la ley, al mandar, “Amarás a tu prójimo como a ti mismo” (1Pe_2:8), virtualmente condena la murmuración y el juicio [Estio]. Aquellos que arrogantemente condenan los actos y palabras de otros que no les gustan, tratando así de alcanzar la buena fama de su propia santidad, ponen su propia morosidad en lugar de la ley, y se arrogan el derecho a censurar superior a la ley de Dios, condenando lo que la ley permite [Calvino]. Tal hombre obra como si la ley no pudiera realizar su propia función de juzgar, y pretende tomarla él mismo [Bengel]. Esta es la última mención de la ley en el Nuevo Testamento. Alford correctamente opina que la “ley” es la antigua ley moral aplicada en su comprensiva plenitud espiritual por Cristo: “la ley de la libertad”. si tú juzgas a la ley. Al hacer a un lado la hermandad cristiana, llamados todos por igual a ser hacedores de la ley, en sumisión a ella, tal hombre se arroga el oficio de juez.

    Comentario de Matthew Henry del mismo texto:

    Nuestros labios deben estar gobernados por la ley de la bondad, la verdad y la justicia. Los cristianos son hermanos. Quebrantar los mandamientos de Dios es hablar mal de ellos y juzgarlos, como si nos pusieran una restricción demasiado grande. Tenemos la ley de Dios, que es regla para todo; no presumamos de poner nuestras propias nociones y opiniones como regla a los que nos rodean, y tengamos cuidado de no ser condenados por el Señor.

    Vemos claramente en estos ejemplos cómo el Señor reprueba la murmuración, que es “bufar con cólera”, “indignarse y culpar con disgusto”, “traicionar” por celos, envidia, contención carnal, etc.

    chisme. ( del lat. cimex, ). m. Noticia verdadera o falsa, o comentario con que generalmente se pretende indisponer a unas personas con otras o se murmura de alguna.( Que se hace por envidia , celos, Etc.)

    Lev 19:16 No andarás chismeando en tu pueblo

    chismear (del hebreo raquíl). Detractor (como que viaja por todas partes): calumniador, calumniar, chisme, chismear, chismoso.

    calumniar. (Del lat. calumniari). tr. Atribuir falsa y maliciosamente a alguien palabras, actos o intenciones deshonrosas. || 2. Der. Imputar falsamente un delito.

    Con base en estas definiciones de murmurar, chismear y difamar, pregunto:

    ¿Denunciar el pecado, a los falsos maestros, a los pseudo apóstoles y a los falsos hermanos es murmurar, chismear, difamar?

    Veamos.

    Denuncia del pecado.

    1. Miq 3:8 Pero yo estoy lleno de fuerza del Espíritu del SEÑOR, y de juicio, y de fortaleza, para denunciar a Jacob su rebelión, y a Israel su pecado..

    ¿Estaba Miqueas chismeando, murmurando y difamando al Pueblo de Dios?

    CONFRONTACIÓN DE NATÁN A DAVID POR ADULTERAR CON BETSABÉ.

    2Sa 12:1-7 Y ENVIÓ EL SEÑOR a Natán a David, el cual viniendo a él, le dijo: Había dos hombres en una ciudad, el uno rico, y el otro pobre. El rico tenía numerosas ovejas y vacas; mas el pobre no tenía más que una sola cordera, que él había comprado y criado, y que había crecido con él y con sus hijos juntamente, comiendo de su bocado, y bebiendo de su vaso, y durmiendo en su seno; y la tenía como a una hija. Y vino uno de camino al hombre rico; y él no quiso tomar de sus ovejas y de sus vacas, para guisar al caminante que le había venido, sino [que] tomó la oveja de aquel hombre pobre, y la aderezó para el varón que le había venido. Entonces se encendió el furor de David en gran manera contra aquel hombre, y dijo a Natán: Vive el SEÑOR, que el que tal hizo es digno de muerte; y que él pagará la cordera con cuatro tantos, porque hizo esta tal cosa, y no tuvo misericordia. Entonces dijo Natán a David: Tú [eres] aquel varón.

    David y Natán Yo pregunto: ¿estaba Natán “tocando al ungido de Dios“? ¿ Porqué Natán reprendió el pecado de David?.

    ¿Porqué David no le dijo “¿Y tu quién te crees? ¡El que esté libre de pecado , que tire la primera piedra! No me juzgues Natán, porque con la misma medida con la que mides, serás medido¨.

    ¿Debia callar el profeta Natán? Si así fuera, entonces ¿porqué lo envió Dios a confrontar a David? ¿Porqué se encargó Dios que este asunto quedara escrito y que cualquiera que abriera la Biblia lo pudiera leer? ¿Es acaso un chisme o una calumnia atribuíble nada menos que al Señor?

    ¡HERMANOS, NO CONFUNDAMOS LA GIMNASIA CON LA MAGNESIA!

    ¿Porqué ese episodio triste de la vida David está en la Biblia? ¿No debió Dios de guardar la reputación de su siervo amado, y no hacer público su pecado?

    Si un pastor predica sobre el adulterio de David, ¿está chismeando y difamando a alguien que no está presente? Si un líder o pastor comete fraude, adulterio o cualquier otro pecado, ¿debemos guardar silencio?

    Falsos profetas.

    Jesús dijo:

    Mat 7:15-16 Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis.

    ¿Cómo vamos a guardarnos de los falsos profetas si, cuando los descubrimos, guardamos silencio al respecto? Cuando enseñamos a las ovejas que los mormones o los testigos de Jehová son sectas ¿estamos chismeando, calumniando y murmurando?

    ¿Cuándo le decimos a la gente que el Papa católico enseña y avala herejías, ¿lo estamos calumniando? Aquellos que hablan de los errores del catolicismo ¿están murmurando? ¿Acaso no hay falsos apóstoles y profetas que han introducido encubiertamente herejías al cristianismo evangélico? ¿Debemos callar con tal de no ser acusados de murmuración?

    PABLO A TIMOTEO, SOBRE HIMENEO Y ALEJANDRO

    1Ti 1:19-20 manteniendo la fe y buena conciencia, desechando la cual naufragaron en cuanto a la fe algunos, de los cuales son Himeneo y Alejandro, a quienes entregué a Satanás para que aprendan a no blasfemar.

    ¿Pablo chismeó con Timoteo, calumnió y murmuró sobre Himeneo y Alejandro?

    ¿QUÉ SENTIDO TIENE ENTONCES LA ADVERTENCIA DE JUDAS?

    Jds 1:3-4 Amados, por la gran solicitud que tenía de escribiros acerca de nuestra común salvación, me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos. Porque algunos hombres han entrado encubiertamente, los que desde antes habían sido destinados para esta condenación, hombres impíos, que convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios, y niegan a Dios el único soberano, y a nuestro Señor Jesucristo.

    ¿Era Judas un chismoso, calumniador y murmurador?

    PABLO Y DEMAS.

    2Ti 4:10 pues Demas, por amor a este mundo, me ha abandonado y se ha ido a Tesalónica. Crescente se ha ido a Galacia y Tito a Dalmacia.

    ¿Estaba Pablo chismeando, hablando mal y murmurando de Demas que se había ido al mundo? ¿No estaba más bien afirmando una verdad? ¿No ayudaba esta información a tener cuidado respecto de seguir a Demas o confiar en él?

    PABLO Y ALEJANDRO EL CALDERERO.

    2Ti 4:14-15 Alejandro, el calderero, me hizo mucho daño; el Señor le retribuirá conforme a sus hechos. Tú también cuídate de él, pues se opone vigorosamente a nuestra enseñanza.

    ¿Es esto mera murmuración o una advertencia de Pablo a Timoteo para cuidarse de esta persona?

    JUAN Y DIÓTREFES.

    3Jn 1:9-11 Yo he escrito a la iglesia; pero Diótrefes, al cual le gusta tener el primer lugar entre ellos, no nos recibe. Por esta causa, si yo fuere, recordaré las obras que hace parloteando con palabras malignas contra nosotros; y no contento con estas cosas, no recibe a los hermanos, y a los que quieren recibirlos se lo prohíbe, y los expulsa de la iglesia. Amado, no imites lo malo, sino lo bueno. El que hace lo bueno es de Dios; pero el que hace lo malo, no ha visto a Dios.

    ¿Estaba Juan hablando mal de Diótrefes, chismeando y murmurando de él, o estaba reprendiendo a este líder abusivo y corrupto?

    INFORMAR ¿ES SINÓNIMO DE CHISMEAR Y CALUMNIAR?.

    1Co 1:11-12 Digo esto, hermanos míos, porque algunos de la familia de Cloé me han informado que hay rivalidades entre vosotros. Me refiero a que unos dicen: «Yo sigo a Pablo»; otros afirman: «Yo, a Apolos»; otros: «Yo, a Cefas»; y otros: «Yo, a Cristo.»

    ¿Pablo aceptó el chisme, la calumnia y la murmuración de los de la familia de Cloé? Entendámoslo: ¡la Biblia nunca dice algo siquiera parecido a la novedosa campaña de internet ”Aquí no hablamos mal de ningún líder o pastor

    PABLO Y EL FORNICARIO DE CORINTO

    1Co 5:1-11 De cierto se oye [que hay] entre vosotros fornicación, y tal fornicación cual ni aun (se nombra) entre los gentiles; tanto que alguno tiene la mujer de [su] padre.

    ¿Estaba Pablo murmurando sobre este vergonzoso pecado? ¿Le gustaba el chisme?

    1Co 5:2 Y vosotros estáis envanecidos, y no tuvisteis duelo, para que fuese quitado de en medio de vosotros el que hizo tal obra.

    ¿Porqué Pablo fue tan inflexible?

    1Co 5:3 Yo ciertamente, como ausente con el cuerpo, mas presente en espíritu, ya como presente he juzgado al que esto así ha cometido.

    ¿Pablo juzgando? ¿Por qué? ¡Porque en la iglesia de Cristo debe haber disciplina!

    1Co 5:4-5 En el Nombre del Señor nuestro Jesús, [el] Cristo, juntaos vosotros y mi espíritu, con la facultad del Señor nuestro Jesús [el] Cristo, el tal sea entregado a Satanás para muerte de la carne, para que el espíritu sea salvo en el día del Señor Jesús.

    ¿Le faltó amor a Pablo en su juicio contra este fornicario? ¿Acaso Pablo no pecaba? ¿Entonces por qué lo juzgó? La propia Escritura nos provee respuestas:

    1Co 5:6-11 No es buena vuestra jactancia. ¿No sabéis que un poquito de levadura leuda toda la masa? Limpiad pues la vieja levadura, para que seáis nueva masa, como sois sin levadura; porque nuestra Pascua, Cristo, es sacrificada por nosotros. Así que hagamos fiesta, no en la vieja levadura, ni en la levadura de malicia y de maldad, sino en [panes] sin levadura de sinceridad y de verdad. Os he escrito por carta, que no os envolváis con los fornicarios; no del todo con los fornicarios de este mundo, o con los avaros, o con los ladrones, o idólatras; pues en tal caso os sería necesario salir del mundo. Mas ahora os he escrito, que no os envolváis, [es a saber], que si alguno llamándose hermano fuere fornicario, o avaro, o idólatra, o maldiciente, o borracho, o ladrón, con el tal ni aun comáis.

    ¿No estaba exagerando Pablo? Evidentemente no, su argumentación sobre cubrir a los falsos hermanos es impecable: ni aún coman con ellos. ¿Y porqué lo hacemos entonces?

    ¿Somos más buenos que Dios?

    ¿Dile NO a la murmuración?Los iniciadores de la campaña “Dile NO a la murmuración por Internet“, ¿no murmuran en secreto de “los caza herejías“? (así los nombran) ¿No los mencionan por su nombre cuando hablan entre ellos? ¿Eso no es murmurar? Si acaso responden que no, ¿qué es lo que hacen entonces? ¿O sólo lo que ellos hablan de otros no es murmuración?

    ¿Cómo le llaman los promotores de esa campaña a sus debates en “Foroekklesia“? ¿Murmuración o “ventilar un asunto“? ¿No están haciendo ellos mismos aquello de lo cual se quejan? En todo caso eso se llama hipocresía.

    Lamentablemente la campaña “Dile NO a la murmuración por Internet” está mal informando a muchos cristianos bien intencionados y de buen corazón pero ignorantes del tema. Llegan con esta campaña a gente sincera, mas nunca la sinceridad ha bastado para librarnos del error.

    Los falsos apóstoles, los falsos profetas y en general los falsos hermanos siguen devorando al rebaño del Señor con toda libertad, envueltos en la impunidad, protegidos para seguir introduciendo herejías… gracias entre otras cosas a campañas como ésta.

    Es una pena: han confundido la gimnasia con la magnesia.

    Es nuestra oración que les amanezca।

    http://casadeoracionmexico.info/blog PASTOR CHUY OLIVAREZ

    Posted in ¿Gimnasia o Magnesia? | Leave a Comment »

    Sufrir por Cristo

    Posted by guildojose en 6 agosto 2009

    Los “sufrimientos” que muchos cristianos de nuestro tiempo dicen padecer, llegan a ser -por decirlo en palabras llanas- casi ridículos. Desde el que se siente perseguido porque sus antiguos amigos se burlan de su conversión, el que se siente desdichado porque no cuenta con alguna comodidad o lujo de los que el mundo -y algún profeta de la prosperidad- ofrece, el que se abate porque su integridad es puesta a prueba en el empleo, aquel a quien difaman porque ya no participa de los hábitos del mundo, aquel quien dice ya no soportar el rechazo de sus familiares inconversos y el clásico que decide no volver a la iglesia luego de que alguna persona le negó, a propósito o involuntariamente, nada menos que el saludo.

    ¿Es esto sufrir por Cristo? ¿A estos padecimientos se refería el apóstol Pablo cuando le dijo a Timoteo que todos aquellos que decidieran vivir de una forma piadosa padecerían persecución?

    Las absurdas susceptibilidades de muchos cristianos de nuestro tiempo, acostumbrados a la comodidad y a reclamar derechos y privilegios como “hijos del Rey“, chocan de frente con historias como la de Raj, pastor en India, quien ayer logró hacernos llegar, en medio de una cruenta persecución, una carta que ahora compartimos con usted. Por favor léala detenidamente.

    Desde India.

    Phulbani, Kandhamal, IndiaMe llamo Raj, su amigo de India, pidiendo su gentil oración por mi familia y por las iglesias en el distrito de Kandhamal (Phulbani), estado de Orissa.

    Hubo un terrible ataque a las iglesias de nuestro distrito. Casi todas las aldeas cristianas fueron destruidas, demolidas y quemadas.

    Eso comenzó el día 24 de agosto de 2008 y continúa aún peor. Más de 100 cristianos muertos, entre ellos cerca de 30 pastores, fueron muertos de forma brutal o quemados vivos. Nadie sabe cuantos están desaparecidos. Los cuerpos de los muertos están esparcidos en las florestas, montes y aldeas distantes. No hay nadie para enterrar los muertos.

    Personas son muertas en el frente de sus familiares, esposas e hijos. Niñas son raptadas y quemadas vivas.

    No tengo palabras para expresar la agonía y el dolor de las personas. Muchos libros podrían ser escritos sobre la tristeza de sus corazones partidos. Casi todas las iglesias fueron arruinadas, demolidas y quemadas. Todos las aldeas y casas cristianas están completamente destruidos, sus propiedades fueron saqueadas y todos los vehículos, quemados. Muchas y muchas personas pobres e inocentes, junto con sus niños y viejos, corrieron para salvar sus vidas en las florestas y colinas, y aún allí sus vidas no están seguras. Ellos continúan siendo cazados por los fanáticos hindúes.

    El toque de queda viene desde 24 de Agosto de 2008. Sin transportes, sin mercados, parece que todo el distrito está parado y muerto.

    El último culto que realicé con los creyentes de mi iglesia fue el domingo del día 24. El día 25, recibí noticias de que atacarían mi familia, y destruirían mi casa. Para salvar mi familia, dejé mi casa sólo con la ropa del cuerpo. Yo, mi esposa y mi hijo de 10 años nos abrigamos y escondemos con un amigo.

    El terror esta por toda parte en nuestra pequeña ciudad. Con mucha aflicción y miedo, nos abrigamos en aquella casa. Cuando la noche cayó, oímos el grito de personas de la oposición corriendo de allá para acá, gritando ‘maten todos los cristianos.’ Su objetivo era matar todos los líderes y pastores.

    A las 12:45 de la noche, recibí una conexión de un hermano. Ellos marcharon contra el edificio de mi oficina y, sin perder tiempo, arrasaron mi casa con una bomba. Confiscaron todo y quemaron el resto de las cosas, mi coche y todas las bicicletas. Entonces avanzaron para la casa en que yo estaba escondido y derribaran la puerta para coger y matar nuestra familia. Gracias Dios, el dueño de la casa tomó una actitud corajosa para protegerme, acabó agredido brutalmente.

    En la mañana siguiente, con mucho miedo, yo, mi esposa Purnima y mi hijo Comfort corremos para la floresta para salvarnos. Mi esposa es diabética. Yo los llevé hacia la floresta, sin saber para donde estábamos yendo. Un pastor y su familia nos encontraron en aquella floresta. Permanecemos un día entero allí y, al anochecer, andamos 10 km mata adentro para estar a salvo.

    Por casi cinco días, el Señor, con su mano poderosa, nos protegió en aquella floresta. Las personas de una aldea cristiana próxima supieron a nuestro respeto y vinieron ayudar trayendo comida. Con mucho cuidado, llegamos al campamento de ayuda (5 a 6 mil personas). No había comida ni agua, sólo
    enfermedades por toda parte, niños pequeños y muchos ancianos ya muertos. Fue un milagro dos conductores no-cristianos de buen corazón llegaron de 60 km de distancia con mi primo y nos salvaron de la muerte.

    En cinco minutos, por la mañana, a las 7:45, ellos nos atravesaron por el campo de los opositores. Por su gracia y mano poderosa, Él nos salvó. Gracias a su santo nombre, llegamos a un estado vecino.

    No sé que hacer, pido su gentil oración por mi familia y también que todos vosotros sostengan nuestro pueblo y nuestras iglesias en sus oraciones. Las personas perdieron su esperanza, no hay apoyo del gobierno, el terror está por toda la parte. Mi oración y confianza son que solamente Dios, por su
    gracia, puede controlar la situación de muerte y agonía.

    Por favor, informen nuestra condición a todo el pueblo de Dios para oración.

    Que Dios bendiga todos ustedes.

    Pastor Raj. RK DIGAL, INDIA.

    Estos cristianos que están padeciendo realmente por Cristo, engrosan las filas de aquellos que, desde tiempos lejanos, han estado dispuestos a pagar con su vida el ejercicio de su fe y de su ministerio. De éstos da cuenta la Palabra de Dios mediante el escritor de Hebreos:

    Hebreos 11:36-38 Otros experimentaron vituperios y azotes, y a más de esto prisiones y cárceles. Fueron apedreados, aserrados, puestos a prueba, muertos a filo de espada; anduvieron de acá para allá cubiertos de pieles de ovejas y de cabras, pobres, angustiados, maltratados; de los cuales el mundo no era digno; errando por los desiertos, por los montes, por las cuevas y por las cavernas de la tierra.

    Los falsos profetas de nuestra época, los que afirman sin ambages que un “hijo del Rey” no tendría por qué padecer sufrimiento o dolor alguno, seguramente dirían que estos hermanos andaban en pecado, que no habían reclamado las riquezas que les pertenecen, que seguro sufren porque no habían “sembrado” en los ministerios que ellos encabezan. O cualquier otra locura, da igual.

    Mas estos hermanos perseguidos son -qué maravilla- depositarios de una promesa mayor, más rica. No serán recibidores de numerosas posesiones, antes bien han sido despojados hasta de lo más elemental, pero el Señor dijo sobre ellos:

    Mateo 5:10-12 Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos. Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo. Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros.

    Queda claro: el Señor no nos prometió éxitos, triunfos, riquezas, alabanza y gloria personal. Al contrario. Nos anunció que, al vivir y proclamar su Palabra, seríamos objeto de rechazo, de odio, de persecuciones, de sufrimiento. De muerte.

    Ciertamente los verdaderos discípulos de Cristo nos gozamos de recibir, por gracia pura, la incorruptible herencia de la salvación…

    … en lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas, para que sea sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo. (1Pe.1:6-7)

    Oremos pues con fervor por nuestros hermanos que sufren, en nuestros días, una persecución tan atroz. Observemos en ellos lo que verdaderamente es sufrir por Cristo, morir por causa de la justicia, que es la predicación del Evangelio. Consideremos finalmente que un día, incluso quizás no muy lejano, podríamos estar en sus zapatos, padeciendo sus mismos sufrimientos.

    Recordemos las palabras de Jesús:

    Mateo 15:18-21, Si el mundo os aborrece, sabed que a mí me ha aborrecido antes que a vosotros. Si fuérais del mundo, el mundo amaría lo suyo; pero porque no sois del mundo, antes yo os elegí del mundo, por eso el mundo os aborrece. Acordaos de la palabra que yo os he dicho: El siervo no es mayor que su señor. Si a mí me han perseguido, también a vosotros os perseguirán; si han guardado mi palabra, también guardarán la vuestra. Mas todo esto os harán por causa de mi nombre, porque no conocen al que me ha enviado.

    Respóndase a si mismo con sinceridad: entendiendo que es ése nuestro futuro anunciado como seguidores y anunciadores de Cristo, ¿estará usted realmente dispuesto a sufrir así por Él?

    http://casadeoracionmexico.info/blog PASTOR CHUY OLIVAREZ

    Posted in Sufrir por Cristo | Leave a Comment »

    Cristianos de ayer, cristianos de hoy

    Posted by guildojose en 6 agosto 2009


    ¿Qué dice el mundo sobre los cristianos hoy en día? ¿Cómo podría alguien describir la forma en que viven los creyentes en el siglo veintiuno?

    La iglesia está dando mucho de qué hablar al mundo y, lamentablemente, mucho de lo que se dice de ella, siendo verdad, no hace sino reflejar un estado de descomposición de la fe. Obviamente, la solución no es callar. Al contrario. Hay quienes consideran ruda la forma en la cual, en este y otros foros, hemos combatido a los falsos profetas y sus enseñanzas heréticas y orientadas al materialismo; pero créanos: no sólo quienes formamos la iglesia del Señor hoy en día nos damos cuenta de tales falsedades. No. Así ve el mundo, nada más por darle un ejemplo, a los líderes supuestamente cristianos de nuestro tiempo. Observe.

    Ante este panorama parecen lejanos los días en los cuales un autor desconocido dirigió una carta a un hombre llamado Diogneto, quien estaba seriamente interesado en que le fuera descrita la forma en que vivían los cristianos de su tiempo, el segundo siglo de nuestra era. La llamada Carta a Diogneto es una obra de la apologética cristiana que nos acerca a una generación de creyentes que contrasta con la actual por su compromiso hasta la muerte con Jesucristo.

    Lea usted pues cómo este autor describía el estilo de vida de los seguidores del Señor:

    1463_b.jpg“En cuanto al misterio de la religión propia de los cristianos, no esperes que lo podrás comprender de hombre alguno. Los cristianos no se distinguen de los demás hombres ni por su tierra, ni por su lengua, ni por sus costumbres. En efecto, en lugar alguno establecen ciudades exclusivas suyas, ni usan lengua alguna extraña, ni viven un género de vida singular.

    La doctrina que les es propia no ha sido hallada gracias a la inteligencia y especulación de hombres curiosos, ni hacen profesión, como algunos hacen, de seguir una determinada opinión humana, sino que habitando en las ciudades griegas o bárbaras, según a cada uno le cupo en suerte, y siguiendo los usos de cada región en lo que se refiere al vestido y a la comida y a las demás cosas de la vida, se muestran viviendo un tenor de vida admirable y, por confesión de todos, extraordinario. Habitan en sus propias patrias, pero como extranjeros; participan en todo como los ciudadanos, pero lo soportan todo como extranjeros; toda tierra extraña les es patria, y toda patria les es extraña.

    Se casan como todos y engendran hijos, pero no abandonan a los nacidos. Ponen mesa común, pero no lecho. Viven en la carne, pero no viven según la carne. Están sobre la tierra, pero su ciudadanía es la del cielo. Se someten a las leyes establecidas, pero con su propia vida superan las leyes. Aman a todos, y todos los persiguen. Se los desconoce, y con todo se los condena. Son llevados a la muerte, y con ello reciben la vida. Son pobres, y enriquecen a muchos. Les falta todo, pero les sobra todo. Son deshonrados, pero se glorían en la misma deshonra. Son calumniados, y en ello son justificados. «Se los insulta, y ellos bendicen». Se los injuria, y ellos dan honor. Hacen el bien, y son castigados como malvados. Ante la pena de muerte, se alegran como si se les diera la vida. Los judíos les declaran guerra como a extranjeros y los griegos les persiguen, pero los mismos que les odian no pueden decir los motivos de su odio.

    Para decirlo con brevedad, lo que es el alma en el cuerpo, eso son los cristianos en el mundo. El alma está esparcida por todos los miembros del cuerpo, y los cristianos lo están por todas las ciudades del mundo. El alma habita ciertamente en el cuerpo, pero no es del cuerpo, y los cristianos habitan también en el mundo, pero no son del mundo”.

    Imagínese qué diría el autor de esta carta si pudiera presenciar cómo estas convicciones fueron reducidas, cómo este nivel de compromiso fue rebajado, cómo diecinueve siglos más tarde, entre quienes se hacen llamar cristianos, son pocos los que pueden ser hallados viviendo así. Llegamos a los tiempos, ni duda cabe, en los que por haberse multiplicado la maldad el amor de muchos YA se ha enfriado.

    Lc।18:8 Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en la tierra?

    http://casadeoracionmexico.info/blog PASTOR CHUY OLIVAREZ

    Posted in Cristianos de ayer, cristianos de hoy | Leave a Comment »

    Como Barro En Sus Manos

    Posted by guildojose en 6 agosto 2009


    Jer 18:6 ¿No podré yo hacer de vosotros como este alfarero, oh casa de Israel? dice Jehová. He aquí que como el barro en la mano del alfarero, así sois vosotros en mi mano, oh casa de Israel.

    Dios, nuestro Padre, nos tiene en sus manos. Nos moldea, nos transforma.

    Esa metáfora, la de ser como vasijas moldeadas por el alfarero, fue entendida por quienes estaban familiarizados con el proceso de hacer utensilios de barro. No ocurre así con muchos de nosotros, hombres y mujeres de ciudad que, lejos de los expertos, desconocemos como es que de la tierra se puede hacer algo hermoso y útil.

    El Señor lo hizo con nosotros al tomarnos del polvo y darnos vida, y lo sigue haciendo todos los días, dándonos forma, quitando de nosotros lo que estorba, llevándonos incluso al fuego de la prueba que nos hace sólidos en la fe.

    El artesano cristiano Rodo Padilla, nos ayuda, mediante este video, a entender por qué el Señor dijo que somos como barro en sus manos.

    ¡La métáfora es mucho más amplia y detallada de lo que usted se imagina!

    ¡Cuan grande es Su sabiduría! Observe:

    Para verlo a pantalla completa pulse aquí.

    * Si recibió este tema por correo electrónico, vea el video Como Barro En Sus Manos en www.casadeoracionmexico.info/blog

    Posted in Como Barro En Sus Manos | Leave a Comment »

    UN VERDADERO PADRE

    Posted by guildojose en 6 agosto 2009


    Día del Padre

    He aquí, en video, la historia de un padre ejemplar: Dick Hoyt, quien por amor a su hijo Rick ha ido más allá de lo que un padre convencional podría ir.

    El Pastor Antonio Ortíz ha empleado esta ilustración, la del llamado Team Hoyt, en su mensaje “Conociendo a Dios como padre”, expuesto este Domingo 21 de Junio, día del padre, en nuestra congregación en Guadalajara. También puede escucharlo o descargarlo aquí.

    .

    .

    Filipenses 4:13 . Todo lo puedo en Cristo, que me fortalece.

    Posted in UN VERDADERO PADRE | Leave a Comment »

    ¿Mis mejores deseos?

    Posted by guildojose en 6 agosto 2009

    Mensaje también disponible en audio, aquí:

    Para descargar pulse aquí.

    Te deseo lo mejorMis mejores deseos para este año nuevo“, “Te deseo lo mejor“. En fechas como estas es muy común escuchar estas frases acompañadas de un abrazo. Pero, ¿cuáles son generalmente ¨los mejores deseos¨ de la persona que repite esta frase a diestra y siniestra? ¡Hay mil respuestas! Aquí hay algunas muy comunes:

    1. Que triunfes en los negocios
    2. Que tengas salud, dinero y amor
    3. Que obtengas esa casa tan anhelada
    4. Que te cases con un joven rico y ‘de buena familia’, etc.

    Pero… ¿qué es lo mejor?

    Para la mayoría de las personas ¨lo mejor¨ se enfoca en lo material: El mejor negocio, la mejor casa , el mejor auto, etc. El Diccionario de la Real Academia Española dice al respecto:

    mejor. (Del lat. melĭor, -ōris). adj. comp. de bueno. Superior a otra cosa y que la excede en una cualidad natural o moral.

    En lo natural decimos que hay cosas mejores que otras, casi no tenemos dudas al respecto: se nota cuál auto, cuál prenda de vestir, cuál vivienda es mejor que otra. En lo moral, según lo que se ve, el mundo se confunde y no sabe qué es mejor. Muchos cristianos parecen, también, bastante confundidos. No habría razón para la confusión, pues podemos saber qué es lo mejor por Su Palabra:

    1. Es mejor la fidelidad que la infidelidad.
    2. Es mejor el orden que el desorden.
    3. Es mejor la sobriedad que la ebriedad.
    4. Es mejor la honestidad que la deshonestidad, etc.

    Es claro que cuando alguien “desea lo mejor” se refiere a lo material. O ¿alguna vez has oído algo así como…

    1. ¨Te deseo la más grande fidelidad para con tu esposa en este año que inicia¨
    2. ¨Te deseo lo mejor del orden en todas las áreas de tu vida, tu hogar, tu trabajo, tu escuela, etc.”
    3. ¨Te deseo toda la sobriedad, que no te embriagues un solo día de los 365 del año que inicia¨.
    4. ¨Te deseo muchísima honestidad en este año que inicia, en tu trabajo, en tus negocios, con tu familia¨?

    ¡Hasta se escucha extraño!

    ¿Qué dice la Biblia sobre ¨Lo mejor¨?

    La Biblia1Sa 15:22 Y Samuel dijo: ¿Se complace Jehová tanto en los holocaustos y víctimas, como en que se obedezca a las palabras de Jehová? Ciertamente el obedecer es mejor que los sacrificios, y el prestar atención que la grosura de los carneros.

    ¨Mejor¨ se tradujo del hebreo tob, que significa entre algunas acepciones ¨lo bueno¨, ¨lo agradable¨, ¨lo correcto¨.

    Gen 1:4 ¨ Y vio Dios que la luz era buena; y separó Dios la luz de las tinieblas¨.

    Es decir, que es mejor la Luz que las tinieblas, es mejor andar en la Luz que en las tinieblas, en santidad que en pecado, en amor que en rencor.

    Pero volviendo a 1Sam 15:22, ¿por qué es mejor obedecer que ofrecer sacrificios? Porque, por un lado, la obediencia a Dios y su Palabra es olor fragante que lo honra y lo glorifica, y por otro, el cristiano humilla su ¨Yo¨ y se somete a la voluntad de Dios. Veamos:

    Mat 21:28-32 Pero ¿qué os parece? Un hombre tenía dos hijos, y acercándose al primero, le dijo: Hijo, ve hoy a trabajar en mi viña. Respondiendo él, dijo: No quiero; pero después, arrepentido, fue. Y acercándose al otro, le dijo de la misma manera; y respondiendo él, dijo: Sí, señor, voy. Y no fue. ¿Cuál de los dos hizo la voluntad de su padre? Dijeron ellos: El primero. Jesús les dijo: De cierto os digo, que los publicanos y las rameras van delante de vosotros al reino de Dios. Porque vino a vosotros Juan en camino de justicia, y no le creísteis; pero los publicanos y las rameras le creyeron; y vosotros, viendo esto, no os arrepentisteis después para creerle.

    La Biblia es clara al respecto: es mejor obedecer a Dios. Pero también es abundante en historias de gente que no supo elegir, que no supo lo que era mejor. Al cruzar el Mar Rojo, por ejemplo, Israel no sabía discernir lo mejor, lo cual se nota cuando el pueblo exclama tontamente:

    Exo 14:11-12 Y dijeron a Moisés: ¿No había sepulcros en Egipto, que nos has sacado para que muramos en el desierto? ¿Por qué has hecho así con nosotros, que nos has sacado de Egipto? ¿No es esto lo que te hablamos en Egipto, diciendo: Déjanos servir a los egipcios? Porque mejor nos fuera servir a los egipcios, que morir nosotros en el desierto.

    Evidentemente, su concepto de lo mejor no era el correcto. Pero, insisto, la Biblia es clara:

    Sal 37:16 Mejor es lo poco del justo que las riquezas de muchos pecadores.

    La versión PDT (Palabra de Dios para Todos) dice:

    Sal 37:16 Es mejor tener poco siendo una persona honesta, que tener toda la abundancia que acumulan los perversos.

    Lo Mejor para el mundo vs. Lo Mejor para Dios.

    Una historia para pensar…Se cuenta que en un pueblo lejano, el rey convoco a todos los jóvenes a una audiencia privada para darles un importante mensaje. Muchos jóvenes asistieron y el rey les dijo: “Os voy a dar una semilla diferente a cada uno de vosotros, al cabo de 6 meses deberán traerme en una maceta la planta que haya crecido. La planta más bella ganará la mano de mi hija”. Y así se hizo, pero había un joven que plantó su semilla y esta no germinaba, mientras los demás jóvenes del reino no paraban de hablar y mostrar las hermosas plantas y flores que habían crecido en sus macetas. A los seis meses todos los jóvenes desfilaban hacia el castillo con hermosísimas y exóticas plantas. El joven estaba demasiado triste pues, como su semilla nunca germinó, ni siquiera quería ir al palacio. La madre del joven le insistía a éste que acudiera, pues también había sido participante del reto. Con la cabeza baja y muy avergonzado, desfiló en último lugar hacia el palacio con su maceta vacía en las manos. Cuando los otros muchachos lo vieron estallaron en risas y burlas, causando un alboroto que sólo pudo ser interrumpido por el ingreso del rey, ante el cual todos hicieron reverencia. El rey se paseó entre todas las macetas admirando cada una de las plantas. Finalizada la inspección hizo llamar a su hija y llamo de entre todos al joven que llevo su maceta vacía. Atónitos, todos esperaban la explicación de aquella acción. El rey dijo entonces: “Este es el nuevo heredero del trono y se casara con mi hija, pues a todos ustedes se les dio una semilla infértil, y todos trataron de engañarme plantando otras plantas; pero este joven tuvo el valor de presentarse y mostrar su maceta vacía, siendo sincero, real y valiente, cualidades que un futuro rey debe tener y que mi hija merece”.

    Es mejor, como se ve, la sinceridad y la humildad que un montón de pretendidos alcances. Con la vida cristiana ocurre algo parecido: la fe no necesariamente produce resultados que puedan ser admirados por el mundo (aunque últimamente muchos falsos profetas afirman que Dios nos hará ricos para que el mundo quiera ser como nosotros). El mundo nunca entenderá por sus propios medios cómo es que los cristianos creemos que es mejor sufrir por Cristo que gozarnos en los deleites temporales de esta vida. Pero los verdaderos discípulos del Señor sabemos que así es, y aún está escrito.

    Sal 84:10 Porque mejor es un día en tus atrios que mil fuera de ellos.

    Un hijo de Dios escogería antes estar a la puerta de la casa de su Dios que habitar en las moradas de maldad. La versión PDT dice:

    Sal 84:10 Un día en tu templo es mejor que mil días en cualquier otro lugar. Preferiría ser el portero de la casa de mi Dios que vivir en la casa de un perverso.

    ¡El salmista David prefería el lugar más humilde en la Casa de Dios que vivir y compartir con los perversos! Veamos otro ejemplo en la vida de Moisés:

    Heb 11:24-26 Por la fe Moisés, hecho ya grande, rehusó llamarse hijo de la hija de Faraón, escogiendo antes ser maltratado con el pueblo de Dios, que gozar de los deleites temporales del pecado, teniendo por mayores riquezas el vituperio de Cristo que los tesoros de los egipcios; porque tenía puesta la mirada en el galardón.

    La versión PDT dice:

    Heb 11:24-26 Por la fe, cuando Moisés creció rechazó los honores de ser llamado nieto del faraón. Moisés decidió no disfrutar los placeres pasajeros del pecado; al contrario, escogió sufrir junto al pueblo de Dios. Prefirió sufrir por el Mesías que tener todos los tesoros de Egipto porque estaba esperando la recompensa de Dios.

    A la luz de los intereses que el mundo persigue, de seguro, Moisés habría tomado una decisión absurda, contraria a su placer y a su prosperidad material. Pero este hombre sabía lo que es mejor.

    Lo Mejor en la Iglesia de Hoy.

    Sal 118:8-9 Mejor es confiar en Jehová que confiar en el hombre. Mejor es confiar en Jehová que confiar en príncipes.

    En cierta ocasión recibí un correo electrónico sobre un tema controversial que traté en una predicación. Su autor me decía: ¨no me desilusione pastor Chuy, yo pensaba que usted creía en esto y en aquéllo. Yo confiaba tanto en usted¨ Le conteste: ¨Qué bueno que te desilusioné , para que aprendas a confiar en Dios y no en los hombres, no te olvides que está escrito: ‘maldito el hombre que confía en el hombre’. ¡Es mejor confiar en Dios , que confiar en los hombres!

    Y a propósito de quienes no saben elegir lo mejor, lo que escribo a continuación es para aquéllos que parecen emocionadísimos de que les llueven oro y piedras preciosas en sus reuniones:

    Pro 8:10-11 Recibid mi enseñanza, y no plata; y ciencia antes que el oro escogido. Porque mejor es la sabiduría que las piedras preciosas.

    Hoy muchos cristianos están tan contentos de coleccionar polvo de oro y piedras preciosas, que se han olvidado de la Palabra de Dios, de la enseñanza y de la doctrina. Hacen reuniones para esperar que algo les caiga del cielo, para gozarse en ver polvos y piedritas. Y conste aquí que no estoy negando los milagros reales y genuinos que Dios sigue haciendo hoy en su Soberanía, pero no podemos desviarnos en pos de señales y milagros cuando estamos llamados principalmente a alimentarnos de Su Palabra.

    Nuestra iglesia de hoy

    Bien convendría, por otra parte, que consideraran todo esto aquellas personas que hoy se sienten abatidas porque se han quedado sin dinero para la tradicional cena de fin de año:

    Pro 15:16-17 Mejor es lo poco con el temor de Jehová, que el gran tesoro donde hay turbación. Mejor es la comida de legumbres donde hay amor, que de buey engordado donde hay odio.

    ¡Entiendan por favor lo que Dios dice sobre qué es lo mejor!

    Ahora veamos este proverbio:

    Pro 16:32 Mejor es el que tarda en airarse que el fuerte; y el que se enseñorea de su espíritu, que el que toma una ciudad.

    La versión PDT dice:

    Pro 16:32 Es mejor ser paciente que ser soldado fuerte y es mejor dominar la ira que dominar toda una ciudad.

    Hoy en día algunos se pasan la vida haciendo ¨guerra espiritual¨ y, al mismo tiempo, maltratando a sus esposas, hijos, vecinos y hermanos, no dominan sus pasiones y concupiscencias, no tienen dominio de sí mismos. ¿Quieren de verdad tomar una ciudad para Cristo como pregonan? Lo mejor que pueden hacer en esa pretendida guerra es controlar sus reacciones violentas y su enojo súbito ante aquello que les frustra.

    Hasta aquí alguien podría estarse preguntando: ¿y es mejor la crítica y la reprensión que llevar ‘la fiesta en paz’ al interior de la iglesia? La propia Biblia provee respuestas al respecto.

    Pro 27:5-6 Mejor es reprensión manifiesta que amor oculto. Fieles son las heridas del que ama; pero importunos los besos del que aborrece.

    La versión PDT dice:

    Pro 27:5-6 La crítica abierta es mejor que el amor escondido. Más digno de confianza es el amigo que hiere que el enemigo que besa.

    Hace unos días alerté a una persona sobre ciertas doctrinas destructoras que han entrado a la iglesia, pero ésta no recibió la reprensión sino que me acusó de que ‘no amo a mi ciudad’. Terminé por enviarle una ilustración que alguien me compartió y que ahora comparto también contigo:

    ¿Quién Ama de Verdad?

    Esta fue la conversación que tuvieron tres amigos, antes de aquel día fatal.

    ¿Bola?Cristian: ¿Cómo estás? Oye, ¿qué haces con eso?
    Jorge: Estoy jugando con esta pelota que me encontré detrás del árbol.
    Cristian: Pero, ¿estás loco? ¿Cómo se te ocurre? ¡Eso es una bomba! Déjala ya antes de que estalle y mueras.
    Jorge: Tú siempre con lo mismo… ¿no ves que esto es una bola para mí? ¿Por qué no me puedes dejar en paz?
    Brian: ¡Hey, Jorge! ¡Qué linda bola encontraste! Espero que disfrutes tu juego.
    Cristian: Pero Brian, ¿no ves que no es una bola? Dile que si no deja eso ahora mismo va a morir.
    Brian: Cristian, tú siempre igual. No has cambiado nada. ¿Qué te cuesta entender que Jorge tiene el derecho de pensar que eso es una bola? ¿Por qué todo tiene que ser como tú dices?
    Cristian: Pero no es como yo digo… ¡es la realidad!
    Jorge: Cristian… ¡déjanos en paz!
    Brian: Sí, deja a Jorge tranquilo. Él tiene tantos derechos como tú, por lo que puede jugar con lo que a él le plazca.
    Cristian: Pero, Jorge… ¡no quiero que mueras! ¿No ves que el pensar que esa granada es una bola te va a matar?
    Brian: Jorge, no le hagas caso. El no te ama ni te entiende. Yo si te entiendo, y entiendo tus libertades. Piensa lo que quieras… ¡sigue jugando!
    Jorge: Brian, ¿quieres jugar conmigo? Mmm… mira, tengo que irme rápido a una reunión, pero me encanta saber lo mucho que disfrutas tu juego. ¡Continúa así!
    Cristian: Jorge, ¿no ves que él no te ama?
    Jorge: ¡Claro que me ama! ¡Él me comprende!
    Cristian: Te lo ruego, ¡deja eso ya!

    Eso fue lo que ocurrió en ese día fatal. Les dejo a ustedes la respuesta a la pregunta: ¿quién amó de verdad a Jorge… el que dice mentiras que destruyen, o el que dice la verdad aunque esta ofenda y confronte? ¿Qué es mejor?

    ¿Cómo estás entendiendo lo que es mejor? ¿Juzgas conforme a lo que tú piensas o conforme a lo que dice Dios?

    La Biblia: un mapa para llegar a Lo Mejor.

    Les dejo más textos sobre ¨lo mejor¨. Hay aún más, por lo que entiendo que un estudiante serio de la Biblia -y todo verdadero discípulo debería serlo- está capacitado para saber qué es lo mejor.

    Pro 17:1 Mejor es un bocado seco, y en paz, que casa de contiendas llena de provisiones.

    Pro 19:22 Contentamiento es a los hombres hacer misericordia; pero mejor es el pobre que el mentiroso.

    Pro 21:9 Mejor es vivir en un rincón del terrado que con mujer rencillosa en casa espaciosa.

    Pro 21:19 Mejor es morar en tierra desierta que con la mujer rencillosa e iracunda.

    Pro 28:6 Mejor es el pobre que camina en su integridad, que el de perversos caminos y rico.

    Ecl 4:9 Mejores son dos que uno; porque tienen mejor paga de su trabajo.

    Ecl 5:5 Mejor es que no prometas, y no que prometas y no cumplas.

    Ecl 7:2 Mejor es ir a la casa del luto que a la casa del banquete; porque aquello es el fin de todos los hombres, y el que vive lo pondrá en su corazón.

    Ecl 7:3 Mejor es el pesar que la risa; porque con la tristeza del rostro se enmendará el corazón.

    Ecl 7:8 Mejor es el fin del negocio que su principio; mejor es el sufrido de espíritu que el altivo de espíritu.

    Ecl 9:16 Entonces dije yo: Mejor es la sabiduría que la fuerza, aunque la ciencia del pobre sea menospreciada, y no sean escuchadas sus palabras.

    Mat 5:29 Por tanto, si tu ojo derecho te es ocasión de caer, sácalo, y échalo de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno.

    1Co 7:9 pero si no tienen don de continencia, cásense, pues mejor es casarse que estarse quemando.

    Fil 1:10 para que aprobéis lo mejor, a fin de que seáis sinceros e irreprensibles para el día de Cristo.

    Fil 1:23 Porque de ambas cosas estoy puesto en estrecho, teniendo deseo de partir y estar con Cristo, lo cual es muchísimo mejor.

    1Pe 3:17 Porque mejor es que padezcáis haciendo el bien, si la voluntad de Dios así lo quiere, que haciendo el mal.

    Así pues, de todo corazón y ahora que lo hemos entendido, te deseo lo mejor।

    http://casadeoracionmexico.info/blog PASTOR CHUY OLIVAREZ

    Posted in ¿Mis mejores deseos? | Leave a Comment »

    Nuestra herencia en Cristo

    Posted by guildojose en 6 agosto 2009

    Posted in Nuestra herencia en Cristo | Leave a Comment »

    Cristianismo sin sangre

    Posted by guildojose en 6 agosto 2009

    Mensaje también disponible en audio, aquí:

    Para descargar pulse aquí.

    Mat 24:37 Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre.

    Estamos por presenciar el acontecimiento más maravilloso e impactante de los últimos dos mil años: el regreso de Jesucristo.

    Los cristianos de todos los tiempos han anhelado el retorno de nuestro amado Salvador. Han pasado casi veinte siglos desde que el Hijo de Dios se encarnó naciendo de una virgen, murió pagando nuestros pecados y resucitó para nuestra justificación.

    Tiempos finalesNuestro Señor nos anunció que un día volverá a la tierra. Pero, además, nos describió detalladamente cómo serán los días previos a su regreso. Aquí algunas características de tales días:

    - Falsos profetas engañarán a muchos.
    – Habrá guerras.
    – Se padecerá hambre.
    – Terremotos azotarán la tierra.
    – Habrá desórdenes climáticos.
    – Se habrá multiplicado la maldad.

    Es evidente que muchos de estos signos se han cumplido ya. Jesús lo anunció comparando a nuestra generación con la de una época remota:

    Biblia en Lenguaje Sencillo (BLS). Mat 24:37 Cuando yo, el Hijo del hombre, venga otra vez, la gente estará viviendo como en la época de Noé.

    Analicemos este anuncio paso a paso.

    ¿Quién era Noé?

    Noé era hijo de Lamec, del linaje de Set. En Génesis 6:9 se nos informa que Noé era un varón justo y perfecto, es decir, un hombre recto, íntegro y sin tacha, que siempre vivió en comunión íntima con Dios, a´çun en medio de la corrupción moral de su generación. Este versículo remata con información concisa y contundente: “con Dios caminó Noé”.

    Palabra de Dios para Todos (PDT). Gen 6:9 Esta es la historia de la vida de Noé. Él era un hombre justo y honesto entre la gente de esa época, y vivía de acuerdo a la voluntad de Dios.

    Noé…Noé, de cuatrocientos ochenta años, fue avisado por Dios sobre Su inminente juicio a los habitantes de la tierra, para entonces llenos de violencia. Dios destruiría a los impíos de la faz de la tierra con un diluvio, pero antes daría ciento veinte años de gracia, tiempo durante el cual Noé debía construir un arca en la que se salvarían él y su familia.

    Durante todos estos años Noé se dedicó a predicar, aunque sin éxito pues no hubo arrepentimiento. Así, llegó el tiempo anunciado: Dios destruyó a toda la humanidad, excepto a Noé junto con sus tres hijos varones y las esposas de todos ellos.

    Heb 11:7 Por la fe Noé, cuando fue advertido por Dios acerca de cosas que aún no se veían, con temor preparó el arca en que su casa se salvase; y por esa fe condenó al mundo.

    Dios ciertamente trae juicio, pero siempre ha advertido sobre ello para que el ser humano proceda al arrepentimiento y sea salvo de Su ira. Jesús hizo lo mismo: nos advirtió también, como en los días de Noé, que vendría el juicio definitivo de Dios sobre cada uno.

    La Biblia nos muestra el estilo de vida de los contemporáneos de Noé. Nos deja claro que practicaban deliberadamente el pecado, de tal modo que fueron degradándose, corrompiéndose y, con ello, alejándose cada día más de Dios. Su maldad llegó al colmo, por lo que el Señor decidió borrar aquella generación perversa. Eso mismo le sucederá a la última generación, entre la cual –todo indica- estamos viviendo.

    ¿Cómo eran los días de Noé?

    Gen 4:1-5 Conoció Adán a su mujer Eva, la cual concibió y dio a luz a Caín, y dijo: Por voluntad de Jehová he adquirido varón. Después dio a luz a su hermano Abel. Y Abel fue pastor de ovejas, y Caín fue labrador de la tierra. Y aconteció andando el tiempo, que Caín trajo del fruto de la tierra una ofrenda a Jehová. Y Abel trajo también de los primogénitos de sus ovejas, de lo más gordo de ellas. Y miró Jehová con agrado a Abel y a su ofrenda; pero no miró con agrado a Caín y a la ofrenda suya. Y se ensañó Caín en gran manera, y decayó su semblante.

    ¿Qué observamos aquí? Por un lado tenemos a un creyente genuino en la persona de Abel y, por el otro, a un creyente falso en Caín. Vemos una profesión de fe genuina en Abel y una falsa en Caín, lo que nos muestra cómo, desde los albores de la humanidad, crecen juntos el trigo y la cizaña. Los dos hicieron ofrendas a Dios. Mucho tiempo después el escritor de Hebreos recoge la actitud con la que tales ofrendas fueron hechas.

    Heb 11:4 Por la fe Abel ofreció a Dios más excelente sacrificio que Caín…

    Si ambos, Caín y Abel, hicieron ofrendas a Dios, ¿por qué la de Abel fue mejor? ¿Por qué Dios rechazó la ofrenda de Caín? Por la fe. El término original traducido como Fe en Hebreos 11 es el griego pistis que significa total confianza en Dios para salvación.

    En su epístola, Santiago nos habla de una fe que no salva:

    Stg 2:19 Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan

    La palabra expone, así, que hay creyentes con una fe que no salva, la cual es igual a la fe de los demonios. Es decir, creen en el sentido de que no son ateos:

    Tit.1:16 Profesan conocer a Dios, pero con los hechos lo niegan, siendo abominables y rebeldes, reprobados en cuanto a toda buena obra.

    PDT Tit.1:16 Dicen que conocen a Dios, pero todo lo malo que hacen demuestra que no lo conocen. Son muy malos, se niegan a obedecer y no son capaces de hacer nada bueno.

    Sin derramamiento de sangre no hay perdón de pecadosPara entender la diferencia entre el sacrificio acepto y el rechazado, recordemos a Adán y a Eva después de haber pecado: se vieron urgidos a tapar su desnudez con hojas de higuera. Esto indica que Adán usó sus propios métodos y recursos para que Dios lo aceptara. Junto con su mujer, Adán inventó su propia forma de acercarse a Dios. El Señor por su parte rechazó su pecado y los vistió con pieles de animales, es decir, tuvo que sacrificar víctimas inocentes y derramar sangre para cubrirlos. Así aplicó su justicia y rechazó la justificación humana. La sangre de esos animales inocentes señalaban a Cristo, el Cordero de Dios, cuya sangre sin contaminación de pecado limpiaría los nuestros con el único requisito de que el ser humano creyera en el sacrificio de Cristo. Queda claro que, desde el principio, Dios nos enseñó que había que derramar sangre inocente a causa de nuestros pecados, con tal de limpiarnos.

    Luc. 22:20 Después que hubo cenado, tomó la copa, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre, que por vosotros será derramada.

    La ofrenda de Abel, esto es “lo mejor del ganado”, habla de su convicción de pecado. Este varón sabía, seguramente por boca de su padre Adán, que la única manera de acercarse a Dios era derramando sangre. Abel, convencido de su propia maldad, se humilló ante Dios y demostró una genuina fe en Él cuando le rindió ofrenda. Dios lo aceptó.

    Caín, por su parte, no tenía convicción de pecado, nunca reconoció su condición delante de Dios ni se humilló. Así, hizo a un lado la única oportunidad de ser aceptado por Dios, esto es, derramando sangre. Así, Caín nunca fue limpiado por la sangre aunque decía creer en Dios. Por lo contrario, este hombre inventó su propio método para acercarse a Dios, cambiando la ofrenda de sangre por un plato de frutos de la tierra. Dios lo desechó.

    Esto retrata la condición de los primeros días de la humanidad. Son los días de Noé. Mas, ¿cómo son los días en nuestra generación?

    Nuestros días: iguales a los de Noé (el que oiga, entienda).

    Hoy por hoy, miles de personas dicen creer en Dios, van a la iglesia, pero no han lavado sus pecados en la Sangre de Cristo. Viven, pues, un cristianismo sin sangre: fueron “atraídos” a Cristo sin arrepentimiento, creyeron que si “aceptaban a Cristo” se resolverían todos sus problemas, su negocio prosperaría y su matrimonio se salvaría. Vinieron tras él por las ofertas, mas nunca fueron lavados por Su sangre.

    A éstos nunca les dijeron que es necesario arrepentirse y nacer de nuevo. Tampoco les informaron que sin santidad nadie verá al Señor. Les fue presentado un cristianismo sin Cristo, una salvación sin arrepentimiento y una regeneración sin la sangre preciosa del Señor. Y qué pena, porque muchos que están en tal condición creen que son cristianos, mas no han experimentado la verdadera vida nueva en Cristo.

    ¿Puede alguien ser cristiano sin arrepentirse realmente de sus pecados y sin ser lavado con la Sangre del Cordero de Dios? La respuesta es un rotundo no. Éstos siguen a otro Jesús, el que retrata la pantalla de Hollywood, el Jesús que “está chido”, el que es “la onda”, el Jesús de la súper gracia. Viven, así, un cristianismo “cool”, una mera moda en la que hasta el diablo podría hacerse llamar cristiano.

    Deslumbrante vacío…Qué pena: han seguido a Cristo porque se los han presentado rodeado de motocicletas, patinetas y autos de colección, en medio de actos circenses, emocionantes conciertos y brevísimos mensajes de un evangelio diluido que no causa el menor dolor por el pecado y que por su comodidad todo el mundo acepta.

    ¿Y el Evangelio de la Cruz? Hoy se ha vuelto el evangelio del crucero (¿o cruz cero?) por el Caribe, animado por predicadores convertidos en humoristas y motivadores y amenizado por cantantes que endulzan el oído susurrando que Dios nos ama pero incapaces de llamar al arrepentimiento. Es éste un cristianismo sin sangre.

    Engañadas, estas personas componen las multitudes que llenan iglesias y estadios para participar en el nuevo show del milagrero de moda, en gira por las naciones. ¡Avivamiento!, gritan a los cuatro vientos, pero no están lavados con la sangre del Cordero de Dios. Le cantan al Señor cuando ni siquiera han nacido de nuevo. Cristianismo sin sangre.

    Los últimos datos indican que en el mundo hay 6 mil 700 millones de personas, de las cuales un 20%, esto es 1340 millones, no creen en Dios; y un 80%, esto es 5 mil 360 millones, creen en Dios. Estos últimos están repartidos en muchas religiones, de las cuales hay tres sobresalientes: el cristianismo, el islamismo y el hinduismo. Unos 2 mil millones de seres humanos declaran ser cristianos. Mas ¿cuántos están realmente lavados con la sangre de Cristo, cuántos han nacido de nuevo?

    En el México de 2009 vivimos alrededor de 110 millones de personas, de las cuales se calcula que 94 millones son católicos. Entre el 12 y el 15% declaran ser cristianos no católicos, esto es, unos 16 millones. En este último grupo se incluyen los mormones, los seguidores de La Luz del Mundo y los cristianos evangélicos entre otros. Nuestro estado, Jalisco, tiene 7 millones de habitantes, de los cuales apenas el 1% profesa ser evangélico, esto es, unas 70 mil personas. De este grupo, ya en sí muy pequeño, ¿cuántos serán realmente lavados por la Sangre de Cristo? Es probable que muy pocos.

    Nuestro país vive periódicamente actos multitudinarios de fe. La visita al santuario de la Virgen de Guadalupe registra 5 millones de peregrinos, mientras la peregrinación al santuario de la Virgen de Zapopan se compone de unos dos mil romeros. Son muchas personas, mas ¿será esta manifestación masiva un signo de avivamiento? Claramente, no: también es parte de un cristianismo sin sangre y sin Cristo, tal como el que se vivía en los días de Noé.

    ¿Cómo obró finalmente Caín?

    Creo que está claro: Caín obró como lo que siempre fue: un no nacido de Dios. ¡Y sin embargo él creía y ofrendaba a Dios!

    Gen 4:6-8 Entonces Jehová dijo a Caín: ¿Por qué te has ensañado, y por qué ha decaído tu semblante? Si bien hicieres, ¿no serás enaltecido? y si no hicieres bien, el pecado está a la puerta; con todo esto, a ti será su deseo, y tú te enseñorearás de él. Y dijo Caín a su hermano Abel: Salgamos al campo. Y aconteció que estando ellos en el campo, Caín se levantó contra su hermano Abel, y lo mató.

    Dios Habla Hoy (DHH).
    Gen 4:6-7 Entonces el Señor le dijo: “¿Por qué te enojas y pones tan mala cara? Si hicieras lo bueno, podrías levantar la cara; pero como no lo haces, el pecado está esperando el momento de dominarte. Sin embargo, tú puedes dominarlo a él.”.

    Aquí hay que apuntar que la única manera de dominar al pecado es mediante el arrepentimiento y la conversión a Cristo.

    Gen 4:8 Un día, Caín invitó a su hermano Abel a dar un paseo,y cuando los dos estaban ya en el campo, Caín atacó a su hermano Abel y lo mató.

    Tercer ser humano, primer homicida¡Caín, el primer homicida en la historia es, apenas, el tercer ser humano que pisó la faz de la tierra! Éste era, evidentemente, hijo de la naturaleza caída de Adán, mas de ninguna manera era un hijo de Dios. Así que Caín sólo dio los frutos de su naturaleza, la de uno que no ha nacido de nuevo, aún cuando se manifestara creyente al ofrecerle algo a Dios. Queda claro desde el principio: nadie puede dar un fruto ajeno a su naturaleza.

    Jua 8:34 Jesús respondió: De cierto, de cierto os digo, que todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado.

    2Pe 2:22 Pero les ha acontecido lo del verdadero proverbio: El perro vuelve a su vómito, y la puerca lavada a revolcarse en el cieno.

    PDT. 2Pe 2:22 Con esa gente se cumple lo que dice el dicho: “El perro que vomita, regresa a su mismo vómito”, y: “Aunque se lave al cerdo, irá de nuevo a revolcarse en el barro”.

    Jua 16:2 Viene la hora cuando cualquiera que os mate, pensará que rinde servicio a Dios.

    Jua 8:44-45 Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. El ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira. Y a mí, porque digo la verdad, no me creéis.

    Defendamos la pureza del Evangelio y cuidémonos de los falsos cristianos.

    Atendamos lo que Dios le inspiró a Judas a escribir en su epístola:

    Jds 1:3-4 Amados, por la gran solicitud que tenía de escribiros acerca de nuestra común salvación, me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos. Porque algunos hombres han entrado ¨encubiertamente¨, los que desde antes habían sido destinados para esta condenación, hombres impíos, que convierten en ¨libertinaje la gracia de nuestro Dios¨, y niegan a Dios el único soberano, y a nuestro Señor Jesucristo.

    Jds 1:11-13 ¡Ay de ellos! porque han seguido el ¨camino de Caín¨, y se lanzaron por¨ lucro¨ en el error de Balaam, y perecieron en la ¨contradicción¨( rebeldía) de Coré. Estos son manchas en vuestros ágapes, que comiendo impúdicamente con vosotros se apacientan a sí mismos; nubes sin agua, llevadas de acá para allá por los vientos; árboles otoñales, sin fruto, dos veces muertos y desarraigados; fieras ondas del mar, que espuman su propia vergüenza; estrellas errantes, para las cuales está reservada eternamente la oscuridad de las tinieblas.

    Jds 1:17-19 Pero vosotros, amados, tened memoria de las palabras que antes fueron dichas por los apóstoles de nuestro Señor Jesucristo; los que os decían: En el postrer tiempo habrá burladores, que andarán según sus malvados deseos. Estos son los que causan divisiones; los sensuales, que no tienen al Espíritu.

    Leámoslo ahora de la muy recomendable y esclarecedora versión Palabra de Dios para Todos:

    PDT. Jds 1:3-4 De verdad he querido escribirles acerca de la salvación que compartimos. Pero ahora siento la necesidad de escribirles sobre otro asunto: les ruego que sigan luchando por la fe que Dios una vez le dio a su pueblo santo. Pues hay unos que se han metido secretamente entre ustedes; de ellos ya se ha dicho en las Escrituras que van a ser condenados. Están en contra de Dios, toman el generoso amor de Dios como excusa para justificar su conducta inmoral y niegan a Jesucristo, nuestro único Dueño y Señor.

    PDT. Jds 1:11-13 ¡Pobres de ellos! Se fueron por el mismo camino de Caín. Por conseguir dinero se van por el camino equivocado como Balaam y hablan contra la autoridad y son destruidos como le pasó a Coré. Esa gente es un peligro para ustedes en sus reuniones fraternales. Sólo vienen a comer y a divertirse sin tener ningún respeto a Dios. Son como nubes sin agua que arrastra el viento y como árboles que ya deberían dar fruto pero no lo dan. Porque están completamente muertos, así que serán arrancados de raíz. Son como fuertes olas del mar que producen mucha espuma. Ellos cometen acciones vergonzosas como las olas producen espuma. Son como planetas que vagan en el cielo, en la más negra oscuridad.

    PDT. Jds 1:17-19 Pero ustedes, queridos hermanos, recuerden las palabras que antes dijeron los apóstoles de nuestro Señor Jesucristo. Ellos continuamente les decían: “En los últimos tiempos, habrá algunos que se burlarán de Dios y vivirán conforme a sus malos deseos”. Esos son los que causan división, viven de acuerdo a los instintos naturales y no tienen el Espíritu.

    ¿Qué estás haciendo, pastor?Es un hecho: hoy por hoy, muchos pastores están desconcertados porque encuentran que sus iglesias están llenas de adulterio, fornicaciones, fraudes, pleitos, rebeldía y un largo etcétera relacionado con frutos de maldad.

    Aquí surge una pregunta fundamental para los pastores: ¿están pastoreando ovejas o cabritos? ¿Sus congregantes están lavados por la Sangre de Cristo? ¿Son como Abel, o son como Caín?

    Y más aún, vamos a la raíz de este asunto, a lo que hace la diferencia: ¿El evangelio que predicas está empapado en la Sangre de Cristo? ¿Llamas al arrepentimiento o atraes a la gente al entretenimiento? ¿Predicas un cristianismo sin sangre? O, peor aún, ¿vives un cristianismo sin sangre?

    http://casadeoracionmexico.info/blog PASTOR CHUY OLIVAREZ

    Posted in Cristianismo sin sangre | Leave a Comment »

     
    Seguir

    Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.