DIOS EL TODO Y EN TODO

Oseas 4:6  pues por falta de conocimiento mi pueblo ha sido destruido.

La Ley no fue invalidada, sino cumplida.

Posted by guildojose en 22 agosto 2009



Aparentemente hay muchos que han leido su Biblia “pues el fin (la palabra original significa también objetivo) de la Ley es Cristo, para justicia a todo aquel que cree.” (Ro. 10:4) y pasajes semejantes, y creen y enseñan también esta creencia como verdad; como “Cristo clavó toda Ley en la cruz, incluso los Diez Mandamientos”. Eso no es lo que dice la Biblia. Escribo esto para contar brevemente La Verdad Universal sobre este tema.

Cristo dijó:
Mt. 5:17-19: “No penséis que he venido a abolir la Ley o los Profetas; no he venido a abolir, sino a cumplir, porque de cierto os digo que antes que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la Ley, hasta que todo se haya cumplido. De manera que cualquiera que quebrante uno de estos mandamientos muy pequeños y así enseñe a los hombres, muy pequeño será llamado en el reino de los cielos; pero cualquiera que los cumpla y los enseñe, este será llamado grande en el reino de los cielos.”

Es algo muy claro, que las Leyes de sacrificio, ceremonia, civil y administración del viejo pacto no pertenecen para el pueblo del Nuevo Pacto. Cuando Jesús hablo de la Ley, que Èl no abolió, Èl se refirió a los Diez Mandamientos, que el pueblo de Israel recibió en el Monte de Sinai. De estos mandamientos ninguno se ha invalidado. Entonces no es legalista, o estar bajo la ley, si uno por ejemplo guarda el sábado, sino es estar bajo la gracia de Dios porque la gracia no invalida la enseñanza de la palabra.

El sacrificio de Jesucristo es el unico sacrificio en el Nuevo Pacto, y ya no estamos bajo la ley dependiendo de la letra, sino servidores del Nuevo Pacto por gracia de Dios por medio del Espíritu Santo. No nos salvamos con las obras de la ley, sino por sangre expiadora de Cristo. En el Nuevo Pacto el Espíritu Santo de Dios da la fuerza, que podemos vivir y crecer (torah=enseñanza) según la enseñanza de la Ley, que esta escrito en nuestros corazónes por el Espíritu Santo. Así no hacemos obras de la ley con el poder de la carne, sino obras de fe por medio del Espíritu Santo, en que enderezamos según la enseñanaza de la Palabra de Dios y así no desobedecemos ningún mandamiento, que esta escrito en los Diez Mandamientos. Por medio del Espíritu Santo, Cristo y la enseñanza de la Ley viven en nosotros. La palabra Ley o sea Torah significa ante todo enseñanza y consejo y despúes la Ley. Diez Mandamientos son enseñanza elevada y perfecta para el pueblo de Dios. No estamos bajo la ley en el Nuevo Pacto, porque el sacrificio de Jesucristo quitó el sistema de orden de servicio del Viejo Pacto. Las leyes que el sacrificio de Cristo invalidó, son los siguientes:

Las leyes de sacrificio y ceremonia del VT

Las leyes civiles y de gobierno del VT

Los sistemas de sacerdocio y sacrificio de VT

Estos puntos alistados no pertenecen al orden de servir a Dios en el Nuevo Pacto. Jesucristo contó de dos mandamientos, de los cuales depende toda la Ley, que Èl no invalidó.

Jesucristo dijó: “‘Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente’. Este es el primero y grande mandamiento. Y el segundo es semejante: ‘Amarás a tu prójimo como a ti mismo’. De estos dos mandamientos dependen toda la Ley y los Profetas.” (Mt. 22:37-40)

Jesús dijó, que de estos dos mandamientos dependen toda la Ley y los profetas. Por medio de estos dos mandamientos se cumple todos los diez mandamientos. En los Diez Mandamientos hay dos partes; Los primeros cuatro mandamientos se han escrito para el hombre para que honre y amé a Dios. Los seis últimos se han escrito, para que amemos a nuestros prójimos como a nosotros mismos. Si los cuatro primeros mandamientos se cumplen en nuestras vidas, o sea, si amamos y honramos a Dios, podemos también honrar y amar despúes a nuestros prójimos. De esta manera esos dos mandamientos esconde dentro de ellos toda la Ley de Dios, y así de estos dos mandamientos verdaderamente depende toda la Ley.

La Biblia prohibe adorar a las imagenes y la prohibición de hacer imagenes de Dios, esta escrito en el segundo mandamiento. Sin embargo, este mandamiento resultó problematico para los romanos, quienes se habian acostumbrado a hacer y adorar imagenes. Como resultado de esto la iglesia catolica quitó el original segundo mandamiento y partió el decimo mandamiento en dos, para que sean diez los mandamientos. Asi los catolicos quitaron de su camino el segundo mandamiento para que puedan continuar adorando las imagenes. El correcto orden de los mandamientos lo tienen en uso los judios y esos creyentes, quienes creen en la Palabra de Dios.

El orden correcto de los mandamientos es el siguiente; EXODO 20:1-17;

1. Yo soy Jehová, tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de casa de servidumbre. No tendrás dioses ajenos delante de mí.

2. No te harás imagen ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. No te inclinarás a ellas ni las honrarás, porque yo soy Jehová, tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen, y hago misericordia por millares a los que me aman y guardan mis mandamientos.

3. No tomarás el nombre de Jehová, tu Dios, en vano, porque no dará por inocente Jehová al que tome su nombre en vano.

4. Acuérdate del sábado para santificarlo. Seis días trabajarás y harás toda tu obra, pero el séptimo día es de reposo para Jehová, tu Dios; no hagas en él obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni el extranjero que está dentro de tus puertas, porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto, Jehová bendijo el sábado y lo santificó.

5. Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra que Jehová, tu Dios, te da.

6. No matarás.

7. No cometerás adulterio.

8. No hurtarás.

9. No dirás contra tu prójimo falso testimonio.

10. No codiciarás la casa de tu prójimo: no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su siervo, ni su criada, ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna de tu prójimo.

De estos mismos mandamientos habló Cristo también cuando dijó: “Pero si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos. Le preguntó: –¿Cuáles? Y Jesús le contestó: –No matarás. No adulterarás. No hurtarás. No dirás falso testimonio. Honra a tu padre y a tu madre. Y amarás a tu prójimo como a ti mismo.” (Mt.19:17) Cristo no los invalidó, ni Pablo, ni nadie.

Aunque siguen validos, no estamos bajo la ley, sino bajo la gracia.
Cuando observamos la enseñanza del Nuevo Testamento, encontramos cada mandamiento para la gente del Nuevo Pacto:

1. Mandamiento: 1 Ts. 3:11 “Pero el mismo Dios y Padre nuestro, y nuestro Señor Jesucristo, dirija nuestro camino a vosotros.”

El Señor es nuestro Dios.

2. Mandamiento: Ap. 20:4 “Vi tronos, y se sentaron sobre ellos los que recibieron facultad de juzgar. Y vi las almas de los decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la palabra de Dios, los que no habían adorado a la bestia ni a su imagen, ni recibieron la marca en sus frentes ni en sus manos; y vivieron y reinaron con Cristo mil años.”

El Anticristo se declara Dios y exige con su imagen adoración y autoridad para el mismo. Pero la gente del Nuevo Pacto no se inclinan ante la bestia ni a su imagen.

3. Mandamiento: 1 Tim. 6:1 “Todos los que están bajo el yugo de esclavitud, tengan a sus amos por dignos de todo honor, para que no sea blasfemado el nombre de Dios y la doctrina.”

En el Nuevo Pacto no se menciona en vano el nombre de Dios, o sea los creyentes tienen que conducirse bien en todo y no usar en vano el nombre de Dios, para que el nombre de Dios no sea blasfemado.

4. Mandamiento: Ro. 3:31 “Luego, ¿por la fe invalidamos la Ley? ¡De ninguna manera! Más bien, confirmamos la Ley.”

En el Nuevo Pacto también los gentiles guardan el sábado, porque Jesús no invalidó la Ley. Pablo enseño a la congregación de los gentiles, que por la fe confirmamos la Ley, el mandamiento de santificar el sábado pertenecia a la Ley, que Jesús no invalidó. Con la confirmación de la Ley Pablo confirmó los Diez Mandamientos, no las leyes de sacrificio, ceremonia, civil y gobierno, ni el sistema de sacrificio de animales del Viejo Testamento.

5. Mandamiento: Ef. 6:1-3 “Hijos, obedeced en el Señor a vuestros padres, porque esto es justo. «Honra a tu padre y a tu madre» –que es el primer mandamiento con promesa–, para que te vaya bien y seas de larga vida sobre la tierra.”

La congregación del Nuevo Pacto honra también a sus padres.

6. Mandamiento: Ro. 13:9 “…porque: «No adulterarás, no matarás, no hurtarás, no dirás falso testimonio, no codiciarás», y cualquier otro mandamiento, en esta sentencia se resume: «Amarás a tu prójimo como a ti mismo».”

Un creyente de la congregación del Nuevo Pacto no puede matar a su prójimo.

7. Mandamiento: Ro. 13:9 “…porque: «No adulterarás, no matarás, no hurtarás, no dirás falso testimonio, no codiciarás», y cualquier otro mandamiento, en esta sentencia se resume: «Amarás a tu prójimo como a ti mismo».”

Un creyente del Nuevo Pacto no puede adulterar.

8. Mandamiento: Ef. 4:28 “El que robaba, no robe más, sino trabaje, haciendo con sus manos lo que es bueno, para que tenga qué compartir con el que padece necesidad.”

Un creyente del Nuevo Pacto no puede robar.

9. Mandamiento: 1 P. 2:1 “Desechad, pues, toda malicia, todo engaño, hipocresía, envidias y toda maledicencia,..”

Un creyente del Nuevo Pacto no puede ser maligno ni dar mal testimonio de su prójimo. (Vea también Ro. 13:9 abajo)

10. Mandamiento: Ro. 13:9 “…porque: «No adulterarás, no matarás, no hurtarás, no dirás falso testimonio, no codiciarás», y cualquier otro mandamiento, en esta sentencia se resume: «Amarás a tu prójimo como a ti mismo».”

Un creyente del Nuevo Pacto no puede codiciar nada de su prójimo.

“Si guardáis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor.” (Jn. 15:10) ¿Saben leer? Prefieren creer en Cristo o en el Anticristo? Quieren ser leales al hombre o a Dios? ¡Piensalo, busca la verdad y la hallarás!

Resalto todavia, que Cristo cumplió la Ley por nosotros, y nosotros nunca lo podemos cumplir. Nuestro trabajo no es cumplir la Ley, sino vivir y crecer en el poder del Espíritu Santo de esa forma, que con el poder del Espíritu Santo podemos crecer cada vez más profundamente y actuar según la Palabra de Dios, de la cual también los Diez Mandamientos son parte.

La Biblia hace claro que en los últimos tiempos los creyentes de verdad guardarán los mandamientos:

“Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer y se fue a hacer la guerra contra el resto de la descendencia de ella, contra los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo.” (Ap. 12:17)

“Aquí está la perseverancia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.” (Ap. 14:12)

En la nueva tierra se santifica el sábado que es el septimo dia:
“»Y de mes en mes,y de sábado en sábado, vendrán todos a adorar delante de mí», dice Jehová.” (Is. 66:23)

Por qué no empezar a guardar TODOS los Mandamientos de Dios hoy, en vez de creer en las mentiras de la Iglesia Catolica y en otras mentiras del enemigo de Dios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: